Informe
Buscar Informe

Cuando la tutela se usa para resolver asuntos insólitos

Compartir por ×

Correo electrónico
Cuando la tutela se usa para resolver asuntos insólitos (Bigstockphoto)

Claudia Patricia Romero Romero

Redactora Ámbito Jurídico

 

Al igual que en España, donde un juez de menores de Granada emite sentencias con castigos ejemplarizantes, en Colombia también se profieren sentencias de tutela con órdenes que se salen de lo cotidiano. (Lea: Curiosas penas alternativas a la prisión alrededor del mundo)

 

La acción de tutela es una herramienta para la defensa de los derechos fundamentales y a lo largo de los 27 años de su vigencia se ha demostrado su importancia. Pero también se han presentado miles de acciones relacionadas con dificultades que ni los mismos constituyentes del 91 habrían imaginado. Claro, no todas las peticiones llegan a feliz término, pues los jueces las rechazan o niegan por improcedentes. (Lea: En estos eventos la tutela sobre tutela es procedente)

 

Muchos ciudadanos ven a esta acción como un trámite expedito para resolver sus problemas, ante los años que podría durar un proceso en un despacho ordinario, pero un elemento central que se debe tener en cuenta en su uso es la congestión judicial. (Lea: Sentencia unificadora precisa factores que debe considerar un juez al resolver incidente de desacato de tutela)

 

ÁMBITO JURÍDICO recopiló varias providencias que podrían verse como fuera de lo común, pero que también sirven para debatir la verdadera función de esta acción. (Lea: El rechazo de la acción de tutela es restrictivo y excepcional)

 

Tutelas declaradas improcedentes

 

Hechos

Dos miembros de la organización Santander por la Naturaleza interpusieron una tutela en Bucaramanga en procura de “la protección a la vida, los derechos de los animales desprotegidos y en condiciones lamentables y la defensa de la dignidad humana para todos los integradores del medio ambiente”.

Según ellos, un canino llamado Negro, puesto como tutelante también, fue rescatado en situación de indigencia, totalmente desprotegido y en condiciones lamentables por su estado de salud. Por eso pedían que los entes territoriales se hicieran cargo de los tratamientos y la rehabilitación necesaria para que, en el menor tiempo posible, el canino pudiese restablecer su salud y, a su vez, gozar de una vida digna. También buscaban la creación de un hospital público de atención animal y centro de bienestar familiar, con el propósito de atender integralmente a los que fueran abandonados, heridos y maltratados.

Decisión

El Juzgado Tercero Laboral del Circuito de Bucaramanga negó estas pretensiones por improcedentes. El fallador argumentó que el animal no es sujeto de derechos fundamentales y, además, que no se puede extraer la existencia de un derecho, mucho menos fundamental, ni la exigibilidad para ser protegidos por medio de la acción de tutela, al tratarse de un interés difuso.

Hechos

Un estudiante de Derecho de Bucaramanga, al ser eliminado de un grupo de Whatsapp del consultorio jurídico, consideró vulnerados sus derechos al debido proceso y a la no discriminación y presentó acción de tutela. Según sus argumentos, dicha expulsión se debió a la manifestación de “su pensamiento filosófico sobre diversos debates políticos y sociales que se están presentando en la universidad”, lo cual pudo incomodar al administrador del grupo, quien decidió no reintegrarlo.

Decisión

Esta peculiar acción fue objeto de pronunciamiento por un juez en primera instancia, que negó las pretensiones, el accionante impugnó la decisión.

Hechos

Ante las constantes salidas de su esposo los fines de semana, una ciudadana presentó una acción de tutela buscando que su marido le fuera fiel. Según el texto, su señor “se volaba” para verse con algunas amigas. La accionante solicitaba que se le obligara a su cónyuge a llegar temprano a la casa y a que dejara a sus amigas.

Decisión

El juez de tutela rechazó esta acción por improcedente.

Hechos

Un padre, en representación de sus dos hijas, presentó una acción porque los derechos fundamentales de sus hijas estaban siendo violados al transmitir en un espacio triple A un programa de televisión donde la presentadora apareció en brasier y con la blusa abierta. Lo anterior, siempre según el padre, afectó la moral de sus hijas, quienes desde que vieron el programa le insistían en la posibilidad de salir a la calle usando esas prendas.

Decisión

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia rechazó la tutela y afirmó que esta acción no es un mecanismo idóneo para modificar o suprimir programas de televisión. Explicó además que si el padre considera que la indumentaria de la presentadora afecta la moral de sus hijas puede prescindir de sintonizar el televisor en ese canal. También afirmó que no es aceptable que se pretenda descalificar determinadas tendencias de moda femenina, desconociendo que la forma de vestir guarda íntima relación con el libre desarrollo de la personalidad.

Hechos

En Montería, un paciente requería unos lentes y consideró que debido a las condiciones ergonómicas necesitaba unas en particular. Por ello interpuso una acción de tutela donde solicitaba que le dieran la orden a la EPS de entregarle una montura de marca de $ 800 mil. A juicio del accionante, la montura suministrada por la EPS no cumplía con las condiciones que le favorecían.

Decisión

El juez dispuso declarar la acción presentada como improcedente.

Hechos

Un comerciante de Bucaramanga interpuso una acción de tutela contra la medida de restricción vehicular en la zona centro de ciudad, indicando que el “pico y placa” le afectaba sus ingresos y sus condiciones laborales.

Decisión

Un juzgado civil municipal falló a su favor y ordenó suspender la restricción en general, pero la administración municipal solo le levantó la medida al accionante. Posteriormente, un fallo de un juez civil del circuito revocó íntegramente la sentencia y declaró la improcedencia del mecanismo tutelar para controvertir o dejar sin efecto resoluciones de restricción vehicular.

 

Tutelas procedentes

 

Hechos

En Bogotá, un hombre fue diagnosticado con “adicción al sexo”. Ante ello, presentó una tutela solicitándole al juez que le ordenara a la EPS el suministro de muñecas inflables, para ayudar con su enfermedad.

Decisión

La sentencia de tutela ordenó a su EPS proveerle una muñeca inflable con repuesto, por una necesidad vinculada directamente con su derecho a la salud. Este caso quedó registrado en un informe de la Comisión de Regulación en Salud (Cres), que también habla de otros pacientes que no contaron con la misma suerte, pues sus peticiones fueron rechazadas por improcedentes.

Hechos

En el año 2011, una mujer interpuso acción de tutela en contra de su EPS, indicando que su hija de 15 años se sentía rechazada y en condiciones de inferioridad ante el desarrollo físico de sus compañeras de colegio, exigiendo una mamoplastia.

Decisión

Pese a que los médicos no recomendaban la operación, el juez de tutela correspondiente ordenó a la EPS atender la solicitud. Sin embargo, los cirujanos plásticos de la institución de salud se negaron a realizar la operación por ir en contra de la ética médica. En tal sentido, un juez, en el fallo de desacato, le recomendó a la menor de edad que esperara a la mayoría de edad para llevar a cabo la intervención estética.

Hechos

En el municipio de Sabanagrande (Atlántico), en el año 2003, una señora de 71 años, quien en su juventud estuvo al servicio de la iglesia, presentó una acción de tutela a causa del altoparlante que se utilizaba en la Iglesia Santa Rita del municipio. La tutelante, quien vivía frente al santuario, indicó que el sonido la atormentaba y le estaba generando problemas físicos.

Decisión

En la sentencia de tutela, el juez le ordenó al sacerdote de la iglesia regular el uso del altoparlante a determinadas horas y para ocasiones particulares. Así mismo, el juez le ordenó usar el equipo de sonido para difundir sus misas solo cuando sea estrictamente necesario.

Hechos

Por problemas de salud, una monja fue excluida del monasterio al que pertenecía y le ordenaron no volver a usar el hábito. La accionante argumentó que sintió que su vida perdió sentido y se sintió desnuda sin su tradicional vestimenta. Sumado a lo anterior, el mayor tormento para esta señora de 68 años fue cuando le indicaron que no podía a entrar de nuevo al monasterio, ubicado en Santa Rosa de Osos, al que ingresó cuando tenía 28 años y en esa fecha le exigieron cambiar su nombre y entregar una parte de su herencia.

Decisión

La monja ganó la tutela en segunda instancia y por medio de esa sentencia se ordenó su reintegro. A juicio del juez, la exclaustración fue injusta y el derecho canónico prohíbe al obispo excluirla por una enfermedad, mas más aún cuando esta se adquirió estando en la comunidad. La providencia también le dio la opción a la diócesis de pactar con la tutelante otra forma de exclaustración asegurando su salud y alimentación.

Conclusiones

 

Es importante que cada operador judicial estudie de fondo los sucesos que presuntamente vulneran los derechos fundamentales y estudien los conceptos o temas que se desarrollan, tanto jurisprudencial como científicamente, para luego determinar si esas acciones pueden llegar a perjudicar las garantías de los accionantes.

 

Pero más que eso es importante educar y recordar a los ciudadanos sobre que este mecanismo no es una salida fácil, cómoda, económica y rápida para resolver sus dificultades, que esta acción tiene varios requisitos previos que se deben valorar antes de interponer la tutela y también que se debe analizar si realmente la pretensión que solicita es vital para proteger algún derecho fundamental.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 3661 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2995 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2547 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2421 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1679 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1573 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1271 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 747 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 656 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 598 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico