Penal
Buscar Penal
Penal

Corte Suprema hace precisiones sobre nueva interpretación de dosis personal de estupefacientes

11918

Compartir por ×

Correo electrónico

Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

El consumidor o adicto a estupefacientes puede portar una cantidad diferente a la legalmente establecida como dosis personal, siempre que sea con la finalidad de su consumo personal y aprovisionamiento y no exista evidencia que indique tráfico de sustancias ilícitas.

 

Así lo reiteró recientemente la Corte Suprema de Justicia luego de absolver a un procesado que fue detenido hace cuatro años por efectivos de la Policía Nacional, quienes, tras una requisa, hallaron en su poder una bolsa plástica en su ropa que contenía 5,7 gramos de cocaína, en el municipio de Bello (Antioquia).

 

Según el concepto de la Sala Penal, durante el proceso la Fiscalía no pudo demostrar que la acción de llevar consigo esa cantidad de la sustancia estupefaciente, que supera ampliamente la dosis personal, lo hubiera hecho con el ánimo de traficar con esa sustancia o que la hubiere fabricado, por lo que debe ser tratado como un enfermo y no un infractor de la ley.

 

Sin embargo, advirtió que si el porte de dosis personal carece del nexo con propio consumo, o se advierte su  comercialización, tráfico o su distribución, así sea gratuita, la conducta ha de ser penalizada al tener la potencialidad de afectar los bienes jurídicos de salud pública, la seguridad pública y el orden económico y social.

 

Sobre este tema, es necesario recordar que, en marzo del año pasado, la Sentencia SP- 29402016 (41760) del 2016, con ponencia del magistrado Eugenio Fernández Carlier, fijó esta nueva interpretación del artículo 376 (tráfico, fabricación o porte de estupefacientes) del Código Penal.

 

Después, la Sentencia SP-41312016 (43512) del 2016, con ponencia del mismo magistrado, aclaró que los  expendedores de estupefacientes deben ser judicializados, aunque sean adictos.

 

Ello porque en este tipo de conductas pueden coexistir las dos calidades, tanto la de adicto como el de distribuidor o comerciante de la droga, motivo por el cual aclaró que la justicia no puede permitir que, precisamente, una enfermedad sea utilizada como pretexto para delinquir.

 

Corte Suprema de Justicia, Comunicado, Abr. 3/17

 

Documento disponible para suscriptores de LEGISmóvilSolicite un demo

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 12095 veces
46178

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 10791 veces
46155

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5684 veces
46225

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5390 veces
46195

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4226 veces
46172

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3461 veces
46224

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2392 veces
46206

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2173 veces
46220

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2124 veces
46171

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1732 veces
46184

Compartir por ×

Correo electrónico
35758

Compartir por ×

Correo electrónico
44584

Compartir por ×

Correo electrónico
43707

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6506 veces
45924

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6174 veces
44932

Compartir por ×

Correo electrónico
43907

Compartir por ×

Correo electrónico
44877

Compartir por ×

Correo electrónico
45801

Compartir por ×

Correo electrónico
42581

Compartir por ×

Correo electrónico
45611

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico