Beneficios de registrarse

Beneficios de registrarse


  • Podrá guardar las noticias de su interés y crear carpetas para clasificarlas.
  • Recibirá un newsletter con los hechos más importantes de la semana.
  • Habilita los comentarios sobre nuestros contenidos.
Registrarse
Informe
Buscar Informe

Reflexiones para el día del abogado

Compartir por ×

Correo electrónico
Reflexiones para el día del abogado

Hoy es el Día del Abogado en Colombia, saludamos a todos los profesionales del Derecho que con su trabajo dignifican una de las ciencias más importantes para el desarrollo del país.

 

Con motivo de esta celebración, ÁMBITO JURÍDICO dialogó con los más destacados juristas del país para construir desde los diferentes ejercicios del Derecho un perfil de lo que debe significar la abogacía, su forma de enseñanza y el ejercicio diario de la profesión.

FILOSOFÍA DEL DERECHO

Diego López Medina

Abogado y filósofo de la Universidad Javeriana. Doctor en Ciencias Jurídicas y magíster en Leyes de la Universidad de Harvard. Reconocido tratadista y profesor asociado de la Universidad de los Andes y de la Universidad Nacional.

FORMACIÓN DE LOS ABOGADOS

En todas las disciplinas es crucial el papel de aquellos que forman a los más jóvenes, quienes traspasan los saberes acumulados de la profesión y, al mismo tiempo, investigan para crear nuevo conocimiento. Los profesores, investigadores y enseñantes de la profesión tienen que tener una comprensión profunda de la función social del Derecho, un deseo profundo por acompañar a los más jóvenes en su formación con paciencia y empatía, y una capacidad creativa de investigar y generar soluciones a los problemas.

La buena doctrina cumple muchas funciones, algunos libros historizan y contextualizan el Derecho; otros sintetizan grandes áreas y le dan nuevas vocabularios y esquemas conceptuales a través de la creación dogmática; otros estudian el Derecho en movimiento y ven los efectos que tienen sobre grupos sociales y patrones de distribución.

A pesar de un cierto aumento en la producción doctrinal en Colombia, estamos en mora de hacer un recambio de los libros básicos de enseñanza de las diferentes materias que fueron escritos ya hace varios años.

ÉTICA E INTEGRIDAD

En los roles sociales normativizadores, es decir, aquellos cuya función consiste en articular y recordar a los otros cómo deben comportarse conforme a normas (padres y madres, maestros, sacedortes y también los abogados), el ejemplo de quienes ejercen tal rol es esencial para generar confianza y credibilidad.

Es por esto que es tan desestimulante y triste cuando los padres de familia, los sacerdotes y pastores y, finalmente, los abogados, hablan todo el tiempo de las normas, argumentan sobre su correcta aplicación y, al mismo tiempo, no parecen ser capaces de cumplirlas. Los abogados somos particularmente vulnerables a que se nos acuse de hipócritas y ese cargo lo deberíamos evitar a toda costa.

Rodolfo Arango Rivadeneira

Abogado de la Universidad de Los Andes, doctor en Derecho de la Christian Albrechts Universität Zu Kiel (Alemania) y tiene una maestría en Filosofía de la Universidad Nacional de Colombia. Actualmente es magistrado del Tribunal Especial para la Paz.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Para ejercer la profesión de abogado con excelencia en cualquier ámbito se requiere una disposición firme en la acción (hexis), sentido histórico y mucha sensibilidad. Lo primero imprime carácter en la guía de la conducta humana, lo segundo permite dimensionar correctamente el papel propio en la comunidad.

Pese a ser una profesión liberal, visto desde la perspectiva de la Filosofía, el Derecho sirve a la justicia. Siendo así, su ejercicio exige comprensión y compasión de quienes sirven a este alto ideal.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

En literatura, filosofía, matemáticas e historia. Un juez poeta, con sentido de la trascendencia, riguroso y humanista puede ser un buen escucha, un sabio consejero y un justo mediador para resolver, de manera creativa y equilibrada, los conflictos sociales que se presentan en todos los tiempos.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Ser éticos. Ello implica emular a quien practica la virtud. La tarea de un abogado que ama la virtud es hacer del Derecho la mejor práctica que puede ser según los parámetros normativos más exigentes disponibles a nivel universal. La mejor teoría es la mejor guía para la práctica. Quien concilie la búsqueda de la sabiduría con el servicio a los demás tiene una oportunidad de escapar a la insignificancia humana.

INVESTIGACIÓN SOCIOJURÍDICA

Rodrigo Uprimny

Abogado de la Universidad Externado, con maestría en Sociología del Desarrollo de la Universidad ParÍs I (IEDES) y doctorado en Economía de la Universidad Amiens. Profesor y catedrático emérito de la UN y profesor visitante de varias universidades. Fue magistrado auxiliar y encargado de la Corte Constitucional y es conjuez de esa corporación y del Consejo de Estado. Es miembro de la Comisión Internacional de Juristas y del Comité DESC de Naciones Unidas 2015-2018.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Todo buen abogado debe tener no solo buenos conocimientos técnicos jurídicos sino también una buena formación filosófica y sociológica, porque el Dderecho se mueve entre los valores, las normas positivas y la sociedad, o como dirían algunos teóricos como Norberto Bobbio, entre la justicia, la validez y la eficacia de las normas.

Esta formación interdisciplinaria me parece entonces necesaria para casi cualquier forma de ejercicio de la profesión jurídica: litigante, profesor, juez, asesor, etc. Ahora bien, si una persona ha estudiado Derecho y quiere hacer un trabajo verdaderamente profesional en el campo sociojurídico, no le basta la formación sociológica que debe tener cualquier abogado: debe adquirir conocimientos especializados de teoría social y de metodologías de investigación social más sofisticadas, a fin de evitar el diletantismo, por lo cual es altamente recomendable que haga estudios de posgrado (maestría y ojalá doctorado) en ciencias sociales o en algún programa que enfatice una visión social del Derecho.

El trabajo en derechos humanos o en justicia transicional requiere cada vez más ciertos conocimientos especializados, pues son campos sociojurídicos de amplio desarrollo en los últimos 20 años. Pero considero que más que una formación técnica particular, estos campos exigen sobre todo un compromiso ético especial pues implican estar dispuesto a asumir ciertos riesgos y a recibir en general remuneraciones más bajas que las que se pueden obtener en otras formas de ejercicio de la profesión jurídica.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Un consejo más bien a quienes forman a los nuevos abogados, esto es, a las facultades de Derecho: es importante enseñar a sus estudiantes no sólo conocimientos técnicos sino a tener un profundo sentido ético de la profesión y una particular sensibilidad para protestar frente a las situaciones injustas.

Pero he visto muchos profesores, incluso en universidades prestigiosas que creen que atropellando a sus estudiantes los forman mejor pues tienen una especie de visión ´hobesiana´ del litigio, como una guerra de todos contra todos. Pero no es así: estos profesores atropelladores, por brillantes que sean, les enseñan a sus estudiantes a que la forma de tener éxito es soportar los atropellos y las injusticias, lo cual no contribuye para nada a la formación ética de los abogados.

Carolina Villadiego

Abogada de la Universidad de los Andes de Colombia. Cuenta con una Maestría en Derecho de la Universidad de George Washington y una Maestría en Ciencia Política y Sociología de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Actualmente es directora de investigaciones de la línea de Sistema Judicial de Dejusticia.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Tener una visión amplia de los problemas jurídicos que aquejan a las personas y que no se limita a la visión legalista de los problemas. Por eso, debe tener un interés sincero en aprender de otros profesionales. Por ejemplo, varias profesiones son muy relevantes para comprender y nutrir la investigación socio - jurídica, tales como, la sociología, la filosofía, la historia, la ciencia política, la economía, la ingeniería industrial, entre otras.

En Derecho Constitucional y en Derecho Procesal. Lo primero le da una comprensión general de los aspectos sustantivos de los derechos humanos, pero lo segundo le da las herramientas específicas para que los derechos sean garantizados en la práctica.

ACADEMIA

Whanda Fernández León

FORMACIÓN DEL ABOGADO

En ciencias jurídicas, humanas, sociales, económicas y políticas, entre otras disciplinas, en virtud de que la jurisprudencia no solo es una fuente del Derecho, sino la forma de hacer academia jurídica desde las más altas y autorizadas instituciones judiciales, a partir del análisis de las sentencias que con carácter vinculante deberían convertirse en precedente para decidir casos futuros.

El estudio de la jurisprudencia integra un moderno movimiento intelectual que compromete los planes curriculares y programas de posgrado de las Facultades de Derecho, en virtud de sus loables objetivos de integrar, unificar, contener los excesos en la discrecionalidad judicial e imprimir seguridad jurídica.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Los nuevos abogados que opten por el ejercicio de la judicatura deben ser prudentes, pacientes y humildes; profesar un hondo sentido de justicia; no olvidar que los jueces en sus providencias sólo están sometidos al imperio de la ley y aplicar como norma rectora de su elevado ministerio el sabio consejo de Ulpiano “Vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada quien lo suyo”.

Quienes se decidan por el litigio deben albergar verdadera vocación profesional, rectitud de conciencia, voluntad férrea para estar al lado del más débil y entereza para enfrentar las derrotas procesales y los errores humanos de los aplicadores de la ley. Empero todos, jueces y litigantes, deben permanecer alejados de cualquier acto de venalidad y conservarse siempre como ciudadanos honrados y dignos. La sociedad no tiene por qué tolerar la presencia de funcionarios corruptos en el servicio público de la justicia.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Actuar con la convicción indeclinable de que para alcanzar la convivencia humana, la paz social y la seguridad jurídica, el mejor instrumento de que dispone el hombre es el Derecho, máxima e indiscutible garantía contra la arbitrariedad. La lucha por el derecho no tolera pasividades ni complacencias, ya que en ella se compendian los más elevados sentimientos éticos y de justicia que propician la excelencia del auténtico abogado.

Juan Rafael Bravo

Abogado con un doctorado en Jurisprudencia del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Es profesor emérito y honorario desde hace más de 20 años en su alma mater. Durante su trayectoria profesional ha ejercido cargos como director de Impuestos Nacionales y presidente del Instituto Colombiano de Derecho.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

El profesional que quiera ejercer la cátedra debe procurar llevar a sus alumnos ideas claras e interesantes. Para lograrlo, debe exponer el contenido de la norma jurídica iluminándola con los principios de la teoría general del Derecho y de la doctrina de los autores, así como también presentándola como una parte de la vida humana en sociedad, con ejemplos tomados de la práctica profesional.

Considero que para hacer aportes a la literatura jurídica colombiana es preciso profundizar en el conocimiento de tres fuentes, que son: la doctrina de los autores, el ordenamiento jurídico y la jurisprudencia. De estas tres fuentes se derivan tres elementos que enriquecen la literatura jurídica: los principios, la normativa y la vida organizada en la sociedad humana.

ETICA E INTEGRIDAD

Para que los abogados obremos con integridad, imparcialidad y probidad debemos tener en cuenta que la tranquilidad de conciencia es la principal fuente de nuestra alegría y que la rectitud en nuestras actuaciones siempre da buenos frutos, más temprano que tarde.

Rubén Duarte Cuadros

Abogado de la Universidad Autónoma de Colombia y filósofo de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en Derecho Penal y Criminología de la Universidad Libre. Se encuentra elaborando su proyecto de grado de doctorado de la Universidad Externado. Decano de la facultad de Derecho de la Universidad Libre.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Lo primero que hay que señalar es que la teoría jurídica es el presupuesto básico de la comprensión del Derecho y que sin ella es difícil entender y menos enseñar el Derecho como un saber que existe desde que existe el hombre en sociedad; lo segundo es que sobre la teoría jurídica esta no cesa en su reflexión permanente por estar conectada con la filosofía en general y la filosofía del Derecho en particular, constituyéndose hoy la teoría del Derecho en una disciplina absolutamente robusta, que cuenta con teóricos en los cinco continentes que permanentemente están reflexionando en clave global y en la defensa de los derechos humanos.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Debemos recordar que los abogados estamos comprometidos con la defensa de los derechos humanos, la justicia y la dignidad humana y, por lo tanto, la única lección posible es el de la ética y la moral como ejemplo de vida, porque los abogados encarnamos la conciencia civil y constitucional de un pueblo o nación en la defensa de sus valores y principios constitutivos como Estado Constitucional del Derecho.

UN CONSEJO PARA OBRAR CON INTEGRIDAD, IMPARCIALIDAD Y PROBIDAD

Debemos recordar que los abogados estamos comprometidos con la defensa de los derechos humanos, la justicia y la dignidad humana y, por lo tanto, la única lección posible es el de la ética y la moral, como ejemplo de vida, porque los abogados encarnamos la conciencia civil y constitucional de un pueblo o nación en la defensa de sus valores y principios constitutivos como Estado Constitucional del Derecho.

LITIGIO

Ramiro Bejarano Guzmán

Es abogado y especialista en Derecho de la Universidad Externado de Colombia, con estudios en la Sorbona de París. Profesor emérito de su alma mater, donde además dirige el Departamento de Derecho Procesal y es profesor de Procedimiento Civil, antes lo fue de Derecho de Bienes. En la Universidad de Los Andes es profesor de la cátedra de Procesos Declarativos, Arbitrales y Ejecutivos.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Es importante el conocimiento de las normas procedimentales, pero no en función de rendirle culto a la exégesis, sino entendiendo que con ellas se cumple el noble propósito de hacer justicia y de satisfacer los derechos sustanciales.

También se debe tener carácter, rectitud y capacidad de estudio. Donde hay carácter hasta los errores pueden ser comprendidos y perdonados. Si no hay rectitud, el litigio se convierte en un instrumento de violencia que devora al mismo abogado. Y quien estudia siempre está preparado para asumir la pesada carga de representar intereses ajenos.

ÉTICA E INTEGRIDAD

No sucumban a la tentación de querer hacerse ricos en cuanto salgan a ejercer. Que primero estudien y se preparen diariamente para competir sanamente en el oficio de vencer convenciendo. La profesión es agradecida y premia siempre esos esfuerzos. La filosofía no es tener mucha plata, sino poquita pero hartas veces.

Javier Tamayo Jaramillo

Abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana y doctor en Derecho y Ciencias Políticas del mismo centro académico, especialista en Economía y Derecho de los Seguros de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), así como doctor Honoris Causa de la Universidad San Pedro (Perú). Fue exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia. Reconocido catedrático y árbitro de las cámaras de comercio de Bogotá y Medellín.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Como en toda rama del Derecho, debe saber hermenéutica jurídica, teoría general del proceso y las leyes arbitrales. Pero eso no es más que el inicio, pues le queda faltando una sólida formación en derecho sustantivo de su especialidad, pues muchas veces los especialistas en arbitramentos solo conocen las normas procesales, pero desconocen los sistemas jurídicos sustantivos, que son la esencia de su oficio.

EJERCICIO DEL DERECHO

Además de tener la inteligencia y la claridad necesaria para escoger y organizar las normas jurídicas de todo tipo, aplicables a unos pocos hechos sacados de una realidad siempre caótica, debe poseer el sentido innato del vendedor de servicios intangibles y la seguridad emocional de asumir riesgos y no depender de ningún empleador.

ÉTICA E INTEGRIDAD

No ser negociantes de su oficio; tener la difícil pasión por una disciplina de abstracciones inciertas, amenazada siempre por la corrupción y la ignorancia; tener la verticalidad suficiente para disentir de los jueces, o de sus superiores, poco importa que su pensamiento sea políticamente incorrecto. El miedo a no estar de acuerdo con la mayoría numérica, a perder un pleito, o a ser revocado por el superior es lo que impide que en Colombia tengamos una doctrina sana y fuerte.

Francisco Bernate

EJERCICIO DEL DERECHO

Anteriormente, los que considero los grandes litigantes en la historia del país se destacaban por su integridad, su formación, su capacidad oratoria, sus conocimientos de las diferentes áreas y la habilidad para anticipar los resultados de un determinado proceso. Considero que, en general, todos los litigantes en la Colombia de hoy deben contar con estas mismas cualidades, inherentes al ejercicio del Derecho, pero en el estado actual de las cosas se requiere sobre todo temple.

El ejercicio del litigio en nuestro país se ha degradado, y asuntos como la deslealtad entre los colegas y la permanente sombra de investigaciones en contra de abogados, jueces y fiscales de todo tipo a diario por simplemente hacer su trabajo hacen que se haga necesario tener un coraje y temple especial. Los abogados de hoy vivimos permanentemente investigados y eso hace muy complicado ejercer la profesión.

ÉTICA E INTEGRIDAD

El ideal del abogado no puede ser el que presentan las series que han estado tan de moda. Sostengo que el éxito está en el crecimiento intelectual, en resolver asuntos de la gente del común y no en el dinero o en obtener resultados dentro de los procesos a costa de todo. Creo que la mejor publicidad es hacer un buen trabajo, y en hacerlo de manera honesta y pensando siempre en que no existen las pequeñas causas.

MAGISTRATURA

José Gregorio Hernández

Abogado con doctorado en Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana. Es rector y decano de la Universidad del Sinú Elias Bechara Zainum. Fue magistrado de la Corte Constitucional durante 10 años, presidió la corporación en 1995. Catedrático de varias universidades colombianas.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Por supuesto, ha de formarse y estar actualizado en Derecho; en Filosofía, especialmente en Lógica y Teoría del Conocimiento; en Historia, en cultura general.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Reflexionar todos los días acerca del papel que le corresponde cumplir según el Derecho, la ética y los cánones de la profesión, y comparar ese deber ser con la realidad de sus propias actuaciones.

Son varias las condiciones indispensables para que un ciudadano pueda ejercer la sagrada misión de administrar justicia: formación integral en el Derecho, imparcialidad, independencia, rectitud, incorruptibilidad, criterio jurídico, respeto a las normas y a la dignidad de su cargo.

Juan Carlos Henao

Es abogado de la Universidad Externado, tiene una especialización en Derecho Administrativo y una maestría en Derecho Público de la Universidad Panthéon-Assas de París II (1985), así como un doctorado en Derecho de la misma universidad. Fue magistrado de la Corte Constitucional y, actualmente, es el rector de su alma mater.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Curiosidad. La curiosidad es la fuente de la academia y de muchas otras cosas positivas en la vida, como combatir el aburrimiento y abrir la mente a la profundización, a otros saberes y a nuevas culturas. La mente curiosa nunca se queda quieta, nunca da por sentada una posición, nunca admite el pensamiento dogmático. Esa curiosidad debe ir aparejada con la humildad frente al conocimiento, como convicción personal y como actitud en la enseñanza. Lo primero, porque un académico debe entender que si no domina siquiera su área de conocimiento, menos va a dominar el conocimiento universal. Aquí no cabe la prepotencia.

Por ello, en la medida en que se avanza se va aprendiendo que lo importante no es lo que se conoce, sino aquello que no se conoce, para tratar de integrarlo a lo que ya se maneja y tener así mejor formación para transmitir al estudiantado. Es como ir recogiendo saberes vecinos al que se trabaja, permitiendo con frecuencia disrupciones discursivas que abran a otras lógicas y saberes. Lo segundo, porque el profesor debe ser un ejemplo de vida, de sencillez, de inclusión y no sentir la prepotencia que algunos expresan al creer erradamente que dominan con sobrades un discurso.

La relación en la enseñanza con los alumnos debe ser lo más humana posible, porque un profesor, más que transmitir conocimientos –que hoy en día se adquieren por doquier en bases de datos y en la inteligencia artificial-, debe enseñar valores y actitudes frente a la vida.

EJERCICIO DEL DERECHO

En equidad, argumentación y ética. Con la equidad un juez, de cualquier nivel que sea, tiene el instrumento para recomponer con sus fallos el tejido social que se quebrantó con la contienda y el litigio. La equidad es un vector de paz y ello debe guiar al juez en su ejercicio. Si a esa equidad se le puede incluir conciliación, mayor eficiencia social en la justicia. Con la argumentación, el juez hace convincente la equidad que basa en normas jurídicas pero también en sentido común.

No se debe olvidar que la única “arma” que tiene el juez es su razonamiento, el cual debe ser coherente, profundo y convincente. Y la ética -¡ayayay!- es lo más importante de todo. Lo que he dicho antes muere con la corrupción en la justicia. Que se me entienda bien: sin defender la corrupción en los otros poderes –de lo cual estamos hastiados los colombianos-, creo que la corrupción en la justicia es la peor de todas porque recae sobre el poder más impoluto que debe tener una sociedad. Es que la justicia es el último poder al cual puede recurrir un ciudadano. Y si se corrompe, apague y vámonos.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Creer más en la incertidumbre que en la seguridad. Es necesario citar una frase del conocido humanista francés Edgar Morin: “la vida es un océano de incertidumbres, con archipiélagos de seguridad. No a la inversa”. Si un ser humano integra esa frase en su concepción del mundo, no puede ser corrupto, porque adquiere un nivel de libertad que lo libera de los males como la corrupción.

La incertidumbre no debe producir temor; todo lo contrario. Mi maestro Hinestrosa tenía una frase que deseo recordar: “qué tediosa y aburrida sería la vida si se supiera de antemano su futuro. Amar lo incógnito, lo desconocido”. Si uno ama la incertidumbre, lo incógnito y lo desconocido no tiene por qué estar en corruptelas que solo buscan tener seguridad. La seguridad, en este caso, del dinero.

No se trata de que quien se corrompe deje de pensar en el reproche social que significa la corrupción y que supone la prisión. Pero, quizás más importante que ello, de lo que se trata es de que los abogados y en general las personas tengan un mayor desprendimiento en su concepción del mundo, como manera de asegurar de una mejor manera la función que deben cumplir en la sociedad: ser justos y probos.

María Victoria Calle

Abogada de la Universidad de Medellín, tiene distintas especializaciones en distintas materias del Derecho y cuenta con una maestría en Derecho Administrativo de la Universidad Externado. Fue magistrada de la Corte Constitucional, durante dos años estuvo a cargo de la presidencia de la corporación judicial.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Debido al alto impacto que las acciones que un juez o magistrado pueden tener en la vida de un gran número de personas, la ciencia y el conocimiento son importantes, pero la indeterminación del sistema y la pluralidad de las reglas aplicables es superior a la que estos problemas representaron en el pasado, dado el contexto de la globalización y de las nuevas implicaciones que tiene el Estado Social de Derecho en la interpretación jurídica y en la decisión judicial.

Por ello, el criterio de razonabilidad que es una de las construcciones jurídicas y de filosofía moral en general que mayor utilidad ha dado en el presente a los juristas que se enfrentan a casos difíciles, es una herramienta indispensable para tomar decisiones razonables, es decir que se ajusten a los principios y valores que se deban ser considerados en un determinado caso. La razonabilidad no es una fórmula matemática, no es una metodología exacta que permita llegar a conclusiones precisas, podría ser como una brújula que le muestra el camino a un jurista por el cual debe avanzar.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Considero que la independencia e imparcialidad, la templanza y la prudencia son valores fundamentales en el ejercicio como Juez de la República. Permiten actuar y obrar con cautela, reflexivamente, con moderación y precaución.

ÉTICA E INTEGRIDAD

La prudencia y la razonabilidad son un brújula que muestra el camino a las decisiones correctas pues impide que se actué con insensatez, pero no son las únicas herramientas con las que se cuenta para defender el Derecho, son simplemente métodos para la práctica jurídica en un mundo cada vez más riesgoso, interconectado y complejo; debe además volverse herramientas básicas que han permitido a tantos seres humanos enfrentar las dificultades de sus tiempos, los valores y las virtudes más fundamentales que siempre se han constituido en un faro que ha de tenerse en cuenta: la reivindicación de la condición humana y el trabajo decente .

GÉNERO

Isabel Cristina Jaramillo

Es abogada de la Universidad de Los Andes y cuenta con una maestría y un doctorado en Derecho de Harvard Law School, Cambridge, Massachusetts. Actualmente se desempeña como directora del doctorado en Derecho de la Universidad de los Andes y ha sido profesora asociada de esta misma universidad por más de 20 años.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

La perspectiva de género es una metodología que nos ayuda a ver una dimensión de la situación que no siempre nos entrenan para observar: la del sexo de las personas y la importancia que tienen las ideas que tenemos sobre el sexo en nuestro abordaje. En ese sentido, no hay una disciplina del Derecho en la que sea más importante contar con esta herramienta o alguna en la que no sea relevante. El entrenamiento en perspectiva de género deberían recibirlo todos los abogados y enseñarnos cosas nuevas sobre el Derecho en todas las áreas.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Pienso que la empatía es una cualidad que no debe faltar en ningún abogado y que debemos trabajar por desarrollar de la mano de otras que como comunidad de prácticas hemos identificado ya: la capacidad de formular y resolver problemas y la facultad de comunicar ideas de forma verbal y por escrito. La empatía se refiere a la capacidad de ponerse en el lugar del otro al momento de interactuar con él/ella o tomar decisiones que lo afectan.

ÉTICA E INTEGRIDAD

La integridad y la probidad se realizan mejor cuando uno tiene claros sus objetivos y sus valores. Diría que por eso es crucial conocerse a uno mismo y ser leal a uno mismo. Ser imparcial nos exige ir un paso más allá y ponernos en el lugar del otro, de los otros, para entender cómo nuestros proyectos y valores pueden realizarse con otros en el largo plazo.

Germán Rincón Perfetti

Abogado de la Universidad Militar Nueva Granada con especialización en Derechos Humanos, estudios en Control Social y actuaciones en estos campos ante diferentes entes judiciales, como la Corte Constitucional, el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Amor por la justicia y búsqueda de ella con creatividad e imaginación, lo que va más allá de los procesos académicos. “Ser artistas del Derecho”.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

El profesional del Derecho que le interese el abordaje de este tipo de reivindicaciones debe tener, principalmente, un conocimiento versado en derechos humanos, tratados internacionales, sistemas internacionales de justicia incluidos sus pronunciamientos y Derecho Constitucional.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Enamorarse de la profesión más que del dinero. Quien hace lo que le apasiona siempre tendrá reconocimiento, oportunidades, casos, trabajo y, especialmente, la felicidad de hacer lo que le gusta.

DERECHO Y POLÍTICA

Germán Navas Talero

Abogado de la Universidad La Gran Colombia y especialista en Ciencias Penales y Penitenciarias en la Universidad Nacional de Colombia. Es recordado por su programa de televisión Consultorio Jurídico. Actualmente es representante a la Cámara por Bogotá.

EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

Debe ser hábil en la búsqueda de información y su aplicación a casos o hechos concretos y capacidad para persuadir por medio de la comunicación tanto escrita como oral. Debe ser paciente igualmente, ya que el lenguaje de los políticos no es exactamente el más jurídico para quienes estamos acostumbrados a un lenguaje técnico en materia de Derecho.

FORMACIÓN DEL ABOGADO

Desarrollar capacidad de análisis y razonamiento práctico para enfocarse en la solución de problemas y aprender a negociar los asuntos para poder obtener las mejores soluciones para su caso. Así mismo, debe estar bastante empapado en el desenvolvimiento de la Constitución y sus diversas interpretaciones para que pueda aplicarla a los casos concretos.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Para que el abogado pueda ejercer con integridad, imparcialidad y probidad debemos recurrir antes que nada a su formación familiar, casi siempre el buen comportamiento de una persona depende de lo que haya visto en su casa, así pues hay que forjarle el carácter con un ejercicio profesional apasionado y comprometido, diligente en la atención de los casos y en el trato con los clientes y respetuoso en la relación con las contrapartes y los colegas.

Hay que enseñarle al abogado que antes que su interés económico está el derecho de las partes en conflicto, por encima de los honorarios está el cumplimiento de los términos.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 3657 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2781 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 667 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 535 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 516 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 309 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 304 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 203 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 184 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico