Beneficios de registrarse

Beneficios de registrarse


  • Podrá guardar las noticias de su interés y crear carpetas para clasificarlas.
  • Recibirá un newsletter con los hechos más importantes de la semana.
  • Habilita los comentarios sobre nuestros contenidos.
Registrarse
Crear y guardar en nueva carpeta
En ejercicio
Buscar En ejercicio

“La inteligencia artificial no va a sustituir a los abogados”

Compartir por ×

Correo electrónico
“La inteligencia artificial no va a sustituir a los abogados” (Humberto Pinto)

Para el abogado Juan Felipe Torres Varela, magíster en Tecnoemprendimiento e Innovación de Nanyang Technological University (Singapur), los ciudadanos piden a gritos la tecnología, porque nuestra Rama Judicial es muy lenta e ineficiente. Por eso, hace un llamado a los abogados, a las facultades de Derecho y a los jueces para que, de una vez por todas, incorporen la tecnología en sus procesos de formación y en su trabajo diario.

 

ÁMBITO JURÍDICO: ¿Colombia está atrasada en implementar la tecnología al servicio de la justicia?

 

Juan Felipe Torres Varela: Indudablemente, Colombia se encuentra muy demorada en la implementación de tecnologías al servicio de la justicia. En efecto, hay principalmente dos formas para implementar la tecnología y, lastimosamente, en ambas nos encontramos atrasados. Estas se resumen en dos puntos: (i) la tecnología para mejorar el servicio a los ciudadanos y (ii) la tecnología para mejorar la eficiencia de la justicia.

 

La primera se podría resumir en tres aspectos. Primero, cosas tan sencillas como ofrecer y asegurar una adecuada numeración de los párrafos y páginas de las sentencias, con el fin de que se descarguen a través de internet para ayudar a que los abogados puedan citar las sentencias de forma adecuada.

 

Segundo, los buscadores de providencias judiciales que se manejan actualmente en la jurisdicción son de difícil acceso, deficientes y no ofrecen toda la información esperada para el buen desempeño de la labor como abogado. Un claro ejemplo se evidencia en que la Rama no cuenta con buscador eficiente para ubicar sentencias de juzgados de circuito o promiscuos municipales (que tan bien son importantes).

 

Y, por último, estamos muy atrasados en usar la tecnología para que los ciudadanos tengan mayor acceso a la información judicial y entiendan cómo funciona la justicia y por qué es útil para ellos.

 

Á. J.: ¿Y en qué consisten los vacíos en tecnología para mejorar la eficiencia de la justicia?

 

J. F. T. V.: En primer lugar, no hay sistemas estadísticos, sistemas de medición de tiempos ni de información confiables que permitan mejorar la gerencia de la Rama Judicial. En segunda medida, no existen sistemas de analítica para usar la información de la Rama y que permita que las entidades del gobierno puedan realizar una labor proactiva y prevenir pleitos. Y, en tercer lugar, no hay sistemas de gestión del conocimiento avanzados que puedan ayudar a los jueces a mejorar el manejo de los pleitos.

 

Á. J.: ¿Qué tipo de innovaciones tecnológicas extranjeras al servicio de la justicia serían viables en nuestro modelo judicial?

 

J. F. T. V.: Hay varias. Inglaterra está desarrollando un sistema de solución de litigios en línea (Online Dispute Resolution) para causas de menor cuantía. El sistema busca mejorar el acceso a la justicia, evitar que los ciudadanos tengan que recurrir a un abogado para resolver sus litigios y usar la mediación en línea para que la intervención de un juez se reduzca. La provincia de British Columbia, en Canadá, también está implementando sistemas de justicia y mediación en línea para asuntos de menor cuantía y familia. Un ejemplo del sector privado es el de eBay, que construyó un sistema de resolución de casos entre usuarios en línea (Online Dispute Resolution) que resuelve alrededor de 80 millones de pleitos al año sin necesidad de abogados. Esto también se puede implementar en Colombia, pero para esto necesitamos que los abogados demos un paso al lado y dejemos que los ingenieros y diseñadores puedan desarrollar productos y servicios de justicia para el siglo XXI.

 

Á. J.: ¿Cuáles serían los principales beneficios para el sistema judicial colombiano, si se adoptaran estas herramientas?

 

J. F. T. V.: Los beneficios son muchos. Mejor atención para los usuarios, un mayor respeto por el Estado de derecho, una Rama Judicial transparente y eficiente, menor corrupción en la justicia y eficiencia presupuestal. La tecnología puede ayudar a que los millones de colombianos que no tienen acceso al sistema legal (en sentido amplio) sientan que el Derecho y la justicia también son para ellos. Para lograr esto, se necesita trabajar en la intersección entre tecnología, diseño y Derecho. Necesitamos muchos ingenieros y diseñadores pensando en cómo mejorar la justicia, y pensar de manera innovadora y proactiva. Si la justicia la siguen pensando solo los abogados y procesalistas, nunca se va a modernizar.

 

Á. J.: ¿Cree que la inteligencia artificial puede llegar a sustituir a los abogados?

 

J. F. T. V.: No, la inteligencia artificial no va a sustituir a los abogados. Ese es un mito infundado. La inteligencia artificial lo que va a hacer es complementar la labor de estos profesionales, facilitándoles las tareas monótonas y repetitivas para que puedan concentrarse en resolver los problemas complejos. Al profesor Richard Susskind, uno de los pioneros en el uso de la tecnología para la profesión legal, le prohibieron ser parte del Colegio de Abogados de Inglaterra a principios de los años noventa, por decir que el correo electrónico iba a ser la manera predominante en la que los abogados se iban a comunicar con sus clientes. No debemos cometer el mismo error con la inteligencia artificial.

 

Á. J.: ¿El ordenamiento jurídico actual está en capacidad de soportar la introducción de avances tecnológicos en el sistema judicial?

 

J. F. T. V.: El ordenamiento jurídico lo está y los ciudadanos piden a gritos la tecnología, porque nuestra Rama Judicial es muy lenta e ineficiente. Los que no están preparados son los abogados, las facultades de Derecho que no están preparando a los estudiantes en temas tecnológicos y los jueces, sobre todo, de las altas cortes, que no tienen la humildad para aceptar que no saben nada de tecnología y que deberían ceder el campo tecnológico de la Rama a los ingenieros.

 

Juan Felipe Torres Varela

 

Estudios realizados: es abogado de la Pontificia Universidad Javeriana y es especialista en Derecho Contractual y en Derecho de la Empresa de la Universidad del Rosario. Tambien es magíster en Tecnoemprendimiento e Innovación de Nanyang Technological University (Singapur).

 

Cargos desempeñados: se desempeñó como abogado de la Gerencia Legal de Tampa Cargo SAS, asistente legal de Torres Fernández de Castro & Asociados, cofundador de Lexter, profesional de la Procuraduría General de la Nación y docente universitario.

 

Ocupación actual: Gerente de País de Broota Colombia.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 36069 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 10087 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 7203 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5872 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4979 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3124 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2669 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2315 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1844 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1517 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico