Pasar al contenido principal
23 de Junio de 2024 /
Actualizado hace 2 horas | ISSN: 2805-6396

Openx ID [25](728x110)

1/ 5

Noticias gratuitas restantes. Suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante.

Especiales / En ejercicio


“Los abogados deben tener la habilidad de adaptarse a los cambios sociales y ser tecnológicamente competentes”

15 de Mayo de 2024

Reproducir
Nota:
186546
Imagen
Olga-Illera-Correal

Los retos que enfrentan las facultades de Derecho superan las metas de formación tradicional y tocan temas como el uso de nuevas tecnologías y la formación ética de los futuros abogados.

ÁMBITO JURÍDICO habló con Olga Illera Correal, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, sobre el papel de los abogados en la sociedad, la investigación y su participación en la administración pública.

ÁMBITO JURÍDICO (A. J.): ¿Cuáles han sido las transformaciones más importantes en la enseñanza del Derecho?

Olga Illera Correal (O. I. C.): La enseñanza del Derecho ha evolucionado tanto como la sociedad hacia un enfoque más práctico y aplicado, incorporando nuevas tecnologías y métodos interactivos de aprendizaje. Se enfatiza en la importancia del análisis crítico, la argumentación y la resolución de problemas; ha resultado ser una exigencia social lograr una mayor integración de la ética y la responsabilidad social como parte de los componentes transversales de la educación.  Así mismo, el Derecho es hoy día una disciplina que está en constante diálogo con otros campos del saber. Se requieren abogados que sepan de historia, que tengan un contexto amplio y entiendan de las dinámicas de las relaciones internacionales, de la economía, la sostenibilidad y de otros saberes. Ya no se puede entender como un ejercicio o una enseñanza de algo aislado, sino debe ser la enseñanza en contexto, en pertinencia.

A. J.: ¿Cuáles son las características que deben y deberán tener los abogados del país hoy y en los años venideros?

(O. I. C.): En la misma línea, los abogados deben tener la habilidad de adaptarse a los cambios sociales, deben ser tecnológicamente competentes y tener una sólida comprensión del alcance internacional del Derecho. Deben tener habilidades de comunicación efectiva, pensamiento crítico, argumentación y capacidad para trabajar con profesionales de otras disciplinas. Es fundamental la formación en lo que se denomina en la literatura como habilidades blandas, pero que resultan ser la base, la estructura de las habilidades de los individuos. La capacidad de reflexionar, de cooperar, de trabajar en equipo, de discernir información, de estar listos y dispuestos a aprender a lo largo de la vida; en un contexto cambiante la capacidad de adaptarse y de evidenciar su inteligencia emocional es fundamental. Los abogados de hoy y del futuro deben estar listos para el cambio, para la gestión, para abordar problemas cada vez más complejos.

A. J.: ¿Cómo se trabaja desde la universidad la pertinencia social en la formación de los abogados?

(O. I. C.): La universidad enfoca la formación de abogados en la relevancia social, integrando problemas actuales como los derechos humanos, el medio ambiente y la sostenibilidad en el plan de estudio. Esto se articula con actividades académicas que se realizan en los semilleros de investigación y en el consultorio jurídico, entre otros escenarios.  En estos espacios los estudiantes tienen la posibilidad de conocer sobre la realidad del país, hacer visitas de campo, indagar, presentar sus resultados y trabajos a la comunidad académica del país. Eso sin duda alienta su sensibilidad social, ambiental y el trabajo por los derechos humanos y los preceptos ciudadanos. Buscamos jóvenes dispuestos a entablar diálogos con otras disciplinas y de hecho fomentamos la posibilidad de cursar doble programa con otras carreras; por ejemplo, con ciencia política, relaciones internacionales,  comunicación social y periodismo, economía, entre otros. Hay tantas combinaciones posibles como intereses y planes de vida de nuestros estudiantes.  Eso también les aporta en el perfil de egreso, pero sobre todo les permite analizar las temáticas y problemáticas desde perspectivas más complejas e interesantes.

A. J.: ¿Cómo se fortalece desde el trabajo académico, investigativo, la formación en género y la búsqueda de una sociedad más equitativa?

O. I. C.: Desde la academia se promueve la investigación y los debates sobre género y equidad, integrando estas perspectivas en todas las áreas del Derecho, como un componente transversal. Es decir, se busca que una de las variables de los análisis y de las reflexiones tenga esta connotación. Se generan escenarios académicos específicos y se fomenta la participación en iniciativas y proyectos que aborden el estudio de situaciones de desigualdad y promuevan una sociedad más justa. Así mismo, la universidad tiene en varios roles de liderazgo, académico, investigativo y administrativo, mujeres talentosas liderando los procesos, evidenciando con el ejemplo la importancia de la igualdad de oportunidades, de posibilidades y de reconocimiento de méritos y experiencias de cada uno de los miembros de la comunidad.

A. J.: ¿Por qué es importante formar a los jóvenes con un sentido ético, crítico y con un amplio contexto?

O. I. C.: Formar jóvenes con un enfoque ético y crítico es fundamental con miras a que sean profesionales que cuestionen y transformen su entorno, promuevan la justicia y actúen con integridad. Un contexto amplio les permite entender mejor las complejidades del mundo actual y responder adecuadamente a sus desafíos. El poder reconocer el efecto o implicaciones de cada una de las decisiones que se toman es esencial; poder reconocer que nuestras acciones no están aisladas, ni se producen en el vacío es esencial para que como profesionales actuemos mejor y seamos más asertivos en las acciones. Así mismo, en una sociedad cada vez más llena de información de diversas calidades es importante que los jóvenes sepan identificar, separar, polemizar, verificar y evaluar la información. Y la formación ética es la base, más aún para profesionales en el campo del Derecho y la administración de justicia.

A. J.: ¿Cómo se puede fortalecer la participación de jóvenes altamente calificados en la competencia por cargos públicos?

O. I. C.: La participación puede fortalecerse mediante programas que combinan educación política, liderazgo y gestión pública. Estos programas deben incluir acompañamiento de profesionales con experiencia y formación en estos temas, posibilidades de dobles programas con ciencia política, por ejemplo, y prácticas en entidades gubernamentales, entre otras posibilidades. El ser servidor público debe ser un honor, una labor para gente preparada, con ganas de trabajar en pro del bienestar más amplio de la sociedad. Esto requiere sin duda una fuerte formación ciudadana, una motivación clara para resolver los obstáculos que se pueden presentar para el acceso a los cargos. Sin duda la información acerca de estas posibilidades es uno de los elementos más importantes, cómo hacer llegar la información sobre convocatorias. En segundo lugar, cómo prepararlos para que en los procesos de selección los jóvenes muestren sus capacidades, sus fortalezas personales y conocimientos disciplinares. Muchas veces el proceso puede ser percibido como largo, como difícil, y eso hace que muchos que están interesados desistan. En ese sentido, plantear espacios académicos dirigidos explícitamente a trabajar sobre el perfilamiento y afinamiento de las capacidades y conocimientos para acceder a estos cargos es prioritario.  En tercer lugar, todos debemos preguntarnos cómo hacer para reivindicar y exaltar el trabajo de los servidores públicos. Sin duda en la mayoría de países ser un servidor público va más allá de las posibilidades de estabilidad laboral, sino que está ligado a procesos que buscan seleccionar gente calificada que desempeñe los roles más esenciales dentro de la sociedad y es la de representar al Estado en todas las labores y mantener y proteger el estado de Derecho.

A. J.: ¿Cuáles son los diferenciales de la formación de la Utadeo en su programa de Derecho? ¿Cómo se articula con la oferta de posgrados?

O. I. C.:  La Utadeo se distingue por su enfoque práctico, formación de vanguardia y su compromiso con la defensa y promoción de los derechos humanos, el medio ambiente y la sostenibilidad y la responsabilidad social. Esos temas son esenciales en la formación del abogado tadeísta. Fieles a nuestro origen y a nuestra misión institucional, buscamos fomentar el pluralismo y la sostenibilidad, sumado a un compromiso muy marcado con la transformación de nuestro país.  De tal manera que nuestro programa de Derecho no solo busca dar estos diferenciales y los mencionados en el diálogo interdisciplinar, también se articula con posgrados que profundizan en áreas especializadas como el derecho ambiental, los derechos humanos y la regulación legal de las nuevas tecnologías, ofreciendo una formación continua que responde a las demandas del mercado y la sociedad. 

A. J.: ¿Cuáles son los retos del futuro en estas carreras?

O. I. C.:  Los futuros desafíos incluyen adaptarse a la rápida evolución social y tecnológica, especialmente en lo que respecta a la inteligencia artificial y el Derecho y las nuevas tecnologías. También será fundamental abordar cuestiones de derecho global y transnacional y preparar a los abogados para manejar con eficacia los crecientes problemas socio-ambientales y de derechos humanos a nivel mundial. Sin duda, el campo del Derecho está en constante movimiento, en constante adaptación a las situaciones y desafíos legales que van aconteciendo. Tener la capacidad como programas de formación de estar adaptándonos a estas transformaciones son retos enormes, pero que nos llenan de emoción y es el saber que estamos trabajando en un campo que además de dinámico es sumamente necesario, un campo que nunca dejará de ser vigente.

Olga Illera Correal

Politóloga y magíster en Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana; magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Oxford; Doctoranda en Ciencia Política, de la Administración y Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

Cuenta con experiencia en internacionalización de la educación y formulación de convenios interinstitucionales y ha sido profesora en las universidades Javeriana, del Rosario, Santo Tomás y en la Escuela Superior de Guerra.

Gracias por leernos. Si le gusta estar informado, suscríbase y acceda a todas nuestras noticias y documentos sin límites.

Paute en Ámbito Jurídico

Siga nuestro canal en WhatsApp.

Opina, Comenta

Openx inferior flotante [28](728x90)

Openx entre contenido [29](728x110)

Openx entre contenido [72](300x250)