Pasar al contenido principal
08 de Agosto de 2022 /
Actualizado hace 2 horas | ISSN: 2805-6396

Openx ID [25](728x90)

1/ 5

Noticias gratuitas restantes. Suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante.

Especiales / En ejercicio

En Ejercicio


“El Derecho de Familia requiere de un manejo interdisciplinario”

08 de Febrero de 2017

12463
Imagen
francisco-alirio-sernacamaralucida-1509241857.jpg

 

Durante sus clases, cuando funge como docente, el abogado antioqueño Francisco Alirio Serna les inculca a sus estudiantes la importancia de vivir actualizados en el campo jurídico, “a través de un trabajo que elaboran quincenalmente por todo el semestre denominado ‘Carpeta Digital Ámbito Jurídico”. Así la bautizó, pues utiliza el periódico ÁMBITO JURÍDICO como instrumento de enseñanza.

 

La vida profesional de Serna, además de la docencia, ha girado alrededor del Derecho de Familia y al servicio de la judicatura.

 

ÁMBITO JURÍDICO: ¿Cuáles son los temas de actualidad que despiertan mayor interés en el Derecho de Familia?

 

Francisco Alirio Serna Aristizábal: El Derecho de Familia es un derecho en constante evolución y la Corte Constitucional ha desarrollado en extenso los derechos fundamentales de la familia que generan mucha inquietud e interés. Como ejemplos, nuevas relaciones de parejas, adopción, maternidad asistida, alimentos y uniones de parejas del mismo sexo, entre otros.

 

Á. J.: ¿Qué tanto desarrollo tienen los mecanismos alternativos de solución de conflictos (MASC) en el Derecho de Familia?

 

F. A. S. A.: El Derecho de Familia es un torbellino de pasiones y requiere de un manejo interdisciplinario para abordar la problemática que encierra esta disciplina, pero, bien abordados y manejados los temas, un porcentaje alto de estos conflictos se solucionan por la vía de los MASC, principalmente, la conciliación en estrados judiciales.

 

Á. J.: ¿Cómo califica el funcionamiento de la oralidad en los procesos de familia, de acuerdo con el Código General del Proceso?

 

F. A. S. A.: Tuve la oportunidad de desempeñarme 20 años como juez y tuve a mi cargo un juzgado de oralidad desde el 1º de mayo del 2014 hasta el 3 de octubre del 2016, y concluyo que es una excelente forma de administrar justicia de cara al ciudadano y que si se pudiera tener una carga razonable de expedientes, se generarían grandes avances. No obstante, el asunto se complica por el gran volumen de expedientes que ingresan a la jurisdicción de familia y por no poderse manejar una carga razonable de trabajo que permita obtener resultados óptimos. Se requiere de equipos fortalecidos desde lo humano y desde lo tecnológico y un juez empoderado desde lo jurídico y desde lo administrativo, como director del despacho y del proceso.

 

Á. J.: ¿Qué necesidades tiene una región como Antioquia en materia de infraestructura y administración de justicia?

 

F. A. S. A.: Antioquia no es ajena a las necesidades del país y se requiere fortalecer los despachos judiciales en materia de familia, incrementando los mismos y dotándolos a todos de salas de audiencias y suficientes empleados capacitados, además de toda la tecnología que fortalezca los juzgados. Igualmente, es imperioso que se logre manejar un volumen razonable de expedientes, porque la problemática del país atraviesa por los juzgados de familia, siendo incapaz la jurisdicción de contener problemáticas familiares que deben ser abordadas desde otras esferas del poder público, tales como educación, empleo, violencia intrafamiliar, inasistencia alimentaria, y muchos otros temas más.

 

Á. J.: ¿Qué modificar normativamente en materia de Derecho de Familia?

 

F. A. S. A.: A pesar de que el Código General del Proceso representa un esfuerzo importante en materia de sistematización de la normativa de familia que se encontraba dispersa en muchos estatutos, se hace necesario una intervención del Legislativo para definir temas controversiales que es necesario asumir desde el Derecho de Familia y cuya regulación ha quedado en manos de sentencias de tutela y de constitucionalidad de la Corte Constitucional o de la simple interpretación de los jueces que no siempre resultan ser las más afortunadas en materia de protección de Derecho de Familia e Infancia y Adolescencia.

 

Á. J.: ÁMBITO JURÍDICO ha servido como una ayuda adicional a sus clases de Derecho. ¿Podría explicarnos de qué manera?

 

F. A. S. A.: Desde que salió el primer número de ÁMBITO JURÍDICO, hace 19 años, he permanecido fiel a su lectura y he encontrado en él una fuente inagotable de información jurídica no solo para mi práctica judicial, sino para la formación de mis estudiantes, desde el primer año de Derecho hasta la terminación de su carrera. Es así como les inculco la importancia de vivir actualizados en el campo jurídico a través de un trabajo que elaboran quincenalmente durante todo el semestre denominado “Carpeta Digital Ámbito Jurídico”. Como docente selecciono las noticias que quiero que sean trabajadas por ellos y desarrollen, a través de este trabajo, su habilidad para la investigación jurídica y la conexión de la noticia con la teoría general del Derecho que les permita desarrollar habilidades investigativas, interpretativas, críticas, de análisis y actualidad jurídica.

 

Á. J.: ¿Qué importancia tienen los medios de comunicación en la formación jurídica?

 

F. A. S. A.: Tenemos que evolucionar en la enseñanza del Derecho y en la utilización de los medios de comunicación, tenemos que entrar en las nuevas dinámicas informativas y en los nuevos medios tecnológicos mediante los cuales los estudiantes obtienen la información para la formación de su carrera, toda vez que la juventud tiene un fuerte arraigo por las nuevas tecnologías de información y comunicación, siendo muy hábiles en el manejo de estas. Se debe aprovechar todo ese potencial para que logren una formación sólida y acorde con los nuevos desafíos del Derecho, lo que se logra haciendo una integración de las nuevas tecnologías con información seria, veraz, oportuna y con contenidos relevantes para su formación.

 

Francisco Alirio Serna Aristizábal

 

Estudios realizados: abogado de la Universidad de Antioquia y magíster en Derecho Privado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Además, tiene seis especializaciones, entre ellas, en Derecho Privado, en Derecho de Familia, en Derecho Público y en Derecho Laboral.

 

Cargos desempeñados: además de la docencia universitaria, ha sido juez en Itagüí, Girardota, Santa Rosa de Osos, Barbosa, Giraldo, Titiribí y El Santuario, entre otros municipios antioqueños.

 

Ocupación actual: Procurador Judicial 145 II de la ciudad de Medellín, delegado para la familia, la infancia y la adolescencia.

Opina, Comenta

Openx inferior flotante [28](728x90)

Openx entre contenido [29](728x110)