Pasar al contenido principal
21 de Octubre de 2021 /
Actualizado hace 10 horas | ISSN: 2805-6396

Openx ID [25](728x90)

1/ 5

Te quedan 4 noticias gratis, suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante

Especiales / En ejercicio


“Tenemos que acercar la mediación al ciudadano común”

12 de Marzo de 2021

51120
Imagen
pablo-arteta-manrique.jpg

Uno de los efectos que deja la crisis causada por el coronavirus es el incremento de todo tipo de controversias, suscitadas por incumplimientos contractuales, conflictos familiares y los que se derivan de las relaciones laborales, por mencionar solo algunos.

Según Pablo Arteta Manrique, abogado experto en mediación, este mecanismo es útil para lograr acuerdos rápidos y eficaces y, además, está al alcance de todos los ciudadanos.

 

ÁMBITO JURÍDICO: La pandemia causada por el coronavirus ha desatado innumerables controversias jurídicas. ¿Por qué recomendaría acudir a la mediación para resolverlas?

 

Pablo Arteta Manrique: La mediación ha demostrado en muchas partes del mundo ser muy efectiva y sólida en la gestión de los conflictos. En buena medida, porque es flexible, interdisciplinaria, consensual, confidencial y porque es útil para lograr acuerdos rápidos y eficaces sobre los conflictos económicos que afrontan empresarios y comerciantes, ocasionados por el estado de emergencia.

 

La recomiendo por (i) su nivel de confidencialidad, en tanto los temas tratados durante las sesiones no pueden ser replicados o usados en eventuales juicios posteriores. El mediador, además, se compromete a no comentar las situaciones ocurridas en la sala de mediación sin autorización de las partes. Así mismo, (ii) por la rapidez, pues, si bien los procesos de mediación no tienen un plazo para llegar a acuerdos y duran lo que las partes estimen necesario para el tratamiento del conflicto, el mediador cuenta con un plazo corto para finalizar la mediación asignada. En caso de requerir más tiempo, puede solicitar una prórroga. Pero también por (iii) la igualdad, considerando que los mediadores deben velar para que no exista un trato diferente entre las partes y no se imponga la opinión de uno sobre el otro. Igualmente, porque (iv) el acuerdo es voluntario. Optar por la mediación no significa que se elimina la posibilidad de resolver el conflicto en un juicio. El proceso de mediación solo busca evitar que se acuda a esa instancia, por lo que no es obligatorio llegar a un acuerdo. Es decir, solo si las partes lo deciden, el proceso de mediación llega a un convenio. Y, finalmente, porque (v) es económica: el servicio de mediación es de precio módico.

 

Todo ciudadano tiene a su alcance la posibilidad de pedir una mediación ante casi cualquier tipo de situación o problema cotidiano, en el barrio, en la familia, en la asociación, en las relaciones económicas, en el trabajo o en el centro educativo.

 

Á. J.: El pasado 19 de agosto, nació ODR Colombia. ¿Qué representa esta organización para la mediación?

 

P. A. M.: ODR Colombia es una red social privada autónoma e independiente, sin fines de lucro, que propicia un amigable espacio abierto, tanto académico como investigativo, en la generación de oportunidades tecnológicas para la solución de conflictos, a fin de facilitar la celebración de acuerdos consensuados, sostenibles y contribuir a la cultura de paz.

 

Nació en alianza con ODR Latinoamérica, organización con la cual colabora y de la que participa activamente, compartiendo una identidad ideológica e involucrando conceptos mundiales en resolución de conflictos a la realidad colombiana. Su objetivo es capacitar y formar ciudadanos para la resolución de controversias en línea, a través de la alianza con ODR Latinoamérica. Además, para fortalecer la cultura colombiana de la mediación, como un mecanismo idóneo para la construcción de escenarios de paz y concordia.

 

Á. J.: ¿Qué cree que hace falta para que se fomente la cultura de la mediación desde la comunidad jurídica?

 

P. A. M.: El aprendizaje, la capacitación, la valoración de la experiencia amplia y sustentada que existe en los países anglosajones, en Europa y en Latinoamérica, acerca de sus fortalezas y beneficios.

 

Siguiendo el programa gubernamental de la Caja de Herramientas, tenemos que acercar la Mediación al ciudadano común, para empoderarlo, para hacerlo protagonista de la resolución de los conflictos, pues es con la autogestión que avanzaremos realmente a la construcción de una paz estable y duradera.  Privilegiar la escucha activa, el respeto por el disenso, considerar la importancia del otro y mirar la construcción de los acuerdos como una tarea de las partes, no de los terceros.

 

Á. J.: ¿Qué diferencia a la mediación de la conciliación?

 

P. A. M.: Son muchas las diferencias, pero, de manera resumida, lo que busca la iniciativa #MediaciónEnColombia no es dividir, sino unir. Con la experiencia de más de 30 años que tenemos los colombianos en la cultura de la conciliación, debemos profundizar, flexibilizar y darle carácter multidisciplinar a este mecanismo.

 

La conciliación debería ir perdiendo, poco a poco, el carácter rígido, formalista, procesalista que ha ido tomando, por ello hay que beber de las fuentes y de las experiencias favorables que han logrado en otros países. Adoptando y adaptando la mediación a nuestra cultura podremos acercarnos más a la solución de nuestros múltiples conflictos.  

 

Pablo Arteta Manrique

 

Estudios realizados: es abogado de la Universidad de Javeriana y magíster en Desarrollo Social de la Universidad del Norte, con doble titulación en Paris 12 UPEC Creteil. Además, tiene un posgrado, de título propio, como mediador de la Universidad de Castilla-La Mancha (España).

 

Cargos desempeñados: ha sido árbitro de la Cámara de Comercio de Barranquilla y de Santa Marta, docente universitario en pregrado y posgrado en varias universidades de Barranquilla, secretario general de la Universidad del Atlántico y Jefe de Litigios de la Corporación Eléctrica de la Costa.

 

Ocupación actual: además de ser profesor y litigante, es miembro fundador de la Organización Latinoamericana de Derecho Colaborativo (OLADC), Director de ODR Colombia y del movimiento #MediaciónEnColombia.

Opina, Comenta