banner 20 años
Crear y guardar en nueva carpeta
Columnista Online
Buscar Columnista Online

‘Sandbox’, una oportunidad para las innovaciones financieras tecnológicas

Compartir por ×

Correo electrónico
‘Sandbox’, una oportunidad para las innovaciones financieras tecnológicas

Natalia Ospina Díaz

Abogada especialista en Derecho Informático y Nuevas Tecnologías

www.abogadotic.co

 

Las fintech (innovaciones financieras de base tecnológica) han venido creciendo en los últimos años para consolidarse como un nuevo grupo de emprendimientos, cuya finalidad principal es eliminar la intermediación, implementando herramientas tecnológicas en los servicios financieros que permitan la masificación de productos, la innovación de procesos y la inclusión. Han tenido una gran aceptación por el público en general y, a medida que se han empoderado, su importancia ha sido reconocida por el sector financiero y los gobiernos en general.

 

La innovación sigue avanzando día tras día y las ideas de negocio van mutando y se van acomodando al mercado para satisfacer diferentes necesidades. Precisamente, para las necesidades del nuevo consumidor las fintech han creado nuevos modelos, pero al momento de tratar de ubicar la normativa que les es aplicable representan una dificultad, es decir, la eliminación de la fricción y su remplazo por herramientas tecnológicas hacen dudar al regulador financiero.

 

Para solucionar este problema, evitar el rezago de la normativa frente a los nuevos modelos tecnológicos y con el propósito de mantener la seguridad normativa del sector, las legislaciones alrededor del mundo han echado mano de lo que actualmente se conoce como areneras o sandbox, por su acepción en inglés.

 

En el documento ‘Sandbox’ regulatorio en América Latina y el Caribe para el ecosistema ‘fintech’ y el sistema financiero (Banco Interamericano de Desarrollo, 2018) se define este instrumento como “una suerte de espacios de experimentación que permiten a empresas innovadoras operar temporalmente, bajo ciertas reglas que limitan aspectos como el número de usuarios o el periodo de tiempo en que se puede ofrecer el producto. De esta forma las empresas pueden probar productos, servicios y soluciones originales ante la atenta mirada del supervisor”.

 

Según lo establecido en este último documento, el sandbox se caracteriza por permitir poner a prueba los modelos de negocio en condiciones controladas, facilitando la validación del modelo por parte del regulador y el entendimiento sobre el funcionamiento de productos y servicios. La idea es que cuando se termine la prueba, si esta tiene un resultado positivo, se permita desarrollar el modelo en condiciones normales y, de ser necesario, se proceda con los cambios normativos suficientes para darle viabilidad.

 

Bajo esta misma línea, la Superintendencia Financiera de Colombia ha creado La arenera, una de varias herramientas recientes que han sido dispuestas al servicio de la innovación por parte de esta entidad. El objetivo principal es poner a prueba controlada nuevos modelos de negocio fintech, ayudándolos a consolidar su materialización efectiva en el mercado.

 

De conformidad con lo establecido en manual de funcionamiento de La arenera, los criterios de elegibilidad para que un modelo de negocio haga parte de esta y puedan ser probado son:

 

  1. Que se trate de una verdadera innovación o que implique una nueva forma de utilización de una tecnología ya existente,

     
  2. Que tenga impacto o relación con el sector financiero,

     
  3. Que represente un beneficio para el consumidor financiero y

     
  4. Si se trata de actividades propias de las entidades vigiladas, que la solicitud no provenga de una entidad no vigilada, en especial en lo que se relaciona con captación masiva y habitual de dineros del público.

 

Como puede verse, se ha abierto por parte de la Superintendencia Financiera una oportunidad al desarrollo de nuevas ideas, que se pone al servicio del emprendimiento y que esperamos tenga buenos resultados. 

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 6214 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4579 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2891 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2635 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2531 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2465 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2157 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2091 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1902 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1513 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 60 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 41 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico