Columnista Online
Buscar Columnista Online

¿Unificar las cortes?

Compartir por ×

Correo electrónico

Carolina Villadiego Burbano

Investigadora, Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia)

 

En la campaña presidencial se discute una polémica propuesta: unificar las altas cortes. Los argumentos que se esgrimen para sustentarla son que varios países tienen una sola corte, que esto permitiría evitar el “choque de trenes” y que se reducirían costos. Discutamos entonces los argumentos.

 

Es cierto que varios países tienen una sola alta corte. Sin embargo, tener un buen Estado de derecho no depende de si el país tiene una o varias cortes. Los últimos resultados del Índice de Estado de Derecho así lo muestran. En América Latina, por ejemplo, el país con mejor desempeño en el ranking tiene una sola corte (Uruguay), y el país con peor desempeño en el ranking tiene una sola corte (Venezuela).

 

Por otro lado, es claro que a veces la jurisprudencia de las altas cortes es contradictoria y que ello genera el famoso “choque de trenes”. Este se expresa de varias maneras, por ejemplo, cuando la Corte Suprema tiene diferencias interpretativas con el Consejo de Estado en materias similares, o cuando la Corte Constitucional deja sin efectos las sentencias de la Corte Suprema. Pero para analizar las propuestas que permitan enfrentar el “choque de trenes”, se necesita saber: (i) en qué temas hay diferencias interpretativas entre las altas cortes; (ii) cuántos casos de tutela contra sentencias de altas cortes hay al año y cuántos selecciona la Corte Constitucional, y (iii) cuántas decisiones contradictorias hay en cada corte.

 

Este análisis permitiría dimensionar la magnitud del problema, identificar las dificultades específicas y analizar qué ajustes podrían solucionarlo. Sobre las propuestas, se podría debatir, por ejemplo, si se puede diseñar un recurso que permita solicitar la unificación en la interpretación jurídica de las altas cortes; si es posible implementar las “salas mixtas” para unificar jurisprudencia; si es relevante discutir las distintas sugerencias de ajuste a la tutela contra providencias judiciales que se han realizado; si es necesario fortalecer las herramientas de unificación jurisprudencial dentro de cada corte, entre otras. En fin, antes de pensar en unificar las cortes, deberíamos dimensionar el problema de la jurisprudencia contradictoria y analizar distintas vías para afrontarlo.

 

Respecto del argumento según el cual una sola corte permitiría reducir costos, sería necesario examinar las razones de los costos actuales de las altas cortes (carga de trabajo, modelo de gestión de los despachos, cantidad de funcionarios/empleados, etc.), y cómo serían las competencias y la organización interna de una nueva alta corte. Por ejemplo, según los datos del Consejo Superior de la Judicatura, en el 2016 ingresaron alrededor de 23.000 asuntos a la Corte Suprema de Justicia y un poco más de 22.000 al Consejo de Estado, y según las estadísticas de la Corte Constitucional, en el 2016 se profirieron 724 sentencias y 596 autos. Esto evidencia que la cantidad de asuntos que ingresan por magistrado a las cortes es alta. Por eso, no parece claro que la unificación de las cortes, en sí misma, permita reducir la carga de trabajo o el número de funcionarios.

 

Así, los argumentos esgrimidos para sustentar la propuesta de unificar las cortes son debatibles. Además, en esta discusión hay que señalar que una reforma constitucional de esta envergadura acarrearía muchos riesgos, pues su implementación implicaría, en la práctica, revocar las actuales cortes, lo que generaría graves riesgos para la independencia judicial.

 

Es importante debatir las propuestas de reformas a la justicia. Propongo que discutamos otros asuntos que, en mi opinión, son más relevantes. Por ejemplo, ¿cómo deberían organizarse las funciones de gobierno y de gerencia en la justicia?, ¿cómo modernizar la gestión de los despachos judiciales?, ¿cómo fortalecer la oferta formal de justicia en el nivel municipal?, ¿cómo regular mejor la enseñanza del Derecho y el ejercicio de la profesión jurídica? ¡Discutamos asuntos esenciales para la justicia!  

 

Columnista Online

04 de Julio del 2018
25 de Enero del 2018
17 de Octubre del 2017

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 5941 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3933 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3809 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3607 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3232 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2998 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2764 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2431 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1130 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 817 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico