Curiosidades y…
Buscar Curiosidades y…
Curiosidades y…

Tiempo sicológico (I)

48924

Compartir por ×

Correo electrónico
Tiempo sicológico (I)

En los aviones el tiempo pasa volando. Woody Allen

 

Antonio Vélez M.

 

Existen dos significados para el tiempo: el marcado por un reloj, o tiempo físico, y el que sentimos transcurrir en nuestra mente, o tiempo sicológico. El tiempo físico es de marcha uniforme, indiferente a lo que estemos haciendo, al estado sicológico en el que nos encontremos y a las condiciones gravitatorias del sitio que habitemos, salvo que nos traslademos a un sistema solar con un sol poseedor de una masa gigantesca. Por otro lado, el tiempo sicológico es de paso irregular, poco confiable, y se comporta como un resorte espiral, que puede estirarse o contraerse significativamente. A los pacientes que sufren de esquizofrenia les cuesta distinguir, entre espacios de tiempo muy cortos, cuáles son más largos y cuáles más cortos. Y para las personas que sufren de ansiedad, el tiempo parece transcurrir más lentamente.  

 

Esas variaciones que apreciamos en nuestra mente dependen de un conjunto de variables, como discutiremos enseguida. Para comenzar, diremos que, durante nuestra infancia, el tiempo transcurre más lentamente, y se va acelerando con el paso de los años. Nuestro sentido del tiempo puede ser el andamio de toda nuestra experiencia y comportamiento, pero es inestable y subjetivo. Se expande y contrae como un acordeón. Por ejemplo, las emociones, la música, los eventos en el entorno y los cambios en nuestra atención tienen el poder de acelerar el tiempo, o ralentizarlo. Cuando se nos presentan imágenes en una pantalla, percibimos que las caras enojadas duran más que las neutrales. La olla que vigilamos con atención parecería que nunca hierve, mientras que el tiempo vuela cuando nos divertimos.

 

Entre los factores que aceleran el paso del tiempo sicológico están los siguientes: el hecho de gozar de buena salud, el disponer de largos ratos de placer, o de paseos entretenidos, pero siempre que durante ellos no tengamos accidentes dolorosos y otras interferencias que alteren nuestro estado de ánimo. En general, son aceleradores del tiempo las reuniones con personas que consideramos agradables, los amoríos exitosos y placenteros, la lectura de un buen libro o el ver una buena película, disfrutar de una comida apetitosa, o de un buen clima, ni muy frío ni muy cálido, o disponer de comodidades. Por el contrario, una noche en una cama con un colchón muy duro, u ocupar una alcoba con una temperatura muy fría, o muy caliente, hace que el reloj marche con un ritmo mortificante y la noche se eternice. Y si padecemos algún dolor torturante y significativo, el reloj parece detenerse, lo mismo que le ocurre a una persona que sufre de ansiedad o se encuentre muy aburrida.

 

Hace poco, en Nature Neuroscience, un trío de investigadores presentó algunas ideas nuevas e importantes sobre lo que estira y comprime nuestra experiencia del tiempo. Encontraron evidencia de una conexión, sospechada desde hace mucho tiempo, entre la percepción del tiempo y el mecanismo que nos ayuda a aprender a través de castigos y recompensas. También demostraron que la percepción del tiempo está ligada a las expectativas que se actualizan constantemente en nuestro cerebro sobre lo que sucederá a continuación. Sam Gershman, neurocientífico de la Universidad de Harvard, agrega: “Todo el mundo conoce el dicho de que ‘el tiempo vuela cuando te diviertes’, pero la historia completa podría tener más matices: ‘el tiempo vuela cuando te diviertes más de lo que esperabas’”.

 

Las exploraciones realizadas sobre la actividad cerebral sugieren que cierta área en el lóbulo parietal derecho es la responsable de la experiencia subjetiva del tiempo. Otro neurocientífico, Masamichi Hayashi, observó: “Al cambiar el contexto de la presentación del estímulo, en realidad podemos manipular la forma cómo los participantes perciben esas duraciones”.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 15518 veces
51803

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4678 veces
51782

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4167 veces
51812

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3937 veces
51768

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3924 veces
51835

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3526 veces
51725

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2927 veces
51787

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2683 veces
51833

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2373 veces
51836

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1657 veces
51769

Compartir por ×

Correo electrónico
35758

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 7784 veces
42823

Compartir por ×

Correo electrónico
44584

Compartir por ×

Correo electrónico
43707

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6506 veces
45924

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6174 veces
44932

Compartir por ×

Correo electrónico
46873

Compartir por ×

Correo electrónico
43907

Compartir por ×

Correo electrónico
44877

Compartir por ×

Correo electrónico
45801

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico