Corte y Recorte
Buscar Corte y Recorte
Corte y Recorte

Santander y Márquez

42261

Compartir por ×

Correo electrónico
Santander y Márquez

OSCAR ALARCÓN NÚÑEZ

 

En el gobierno de Carlos Lleras Restrepo su ministro de Justicia, Fernando Hinestrosa, quiso ubicar entre el Capitolio y el Palacio de Justicia lo que pensó llamarse el Eje Ideológico de la Nación. Allí debían estar Rafael Núñez, en el parque exterior sur del Capitolio; Tomás Cipriano de Mosquera, en el parque exterior norte, mirando por detrás la estatua pedestre de Bolívar, del maestro italiano Tenerani, en donde aparece con la espada al suelo. Y este, a su vez, mirando a Santander vestido de civil y sentado junto a la célebre frase: “Las armas nos dieron la independencia y las leyes no darán la libertad”. Las dos primeras están y del último solo han permitido la frase.

 

Me aseguran que hay quienes en el Consejo de la Judicatura no desean darle cumplimiento a la ley de 1968, que patrocinaron Lleras Restrepo e Hinestrosa. Primero no querían que apareciera Santander y estuviera ausente un busto de José Ignacio de Márquez, gran jurista y padre del Partido Conservador. Lo lograron y ubicaron a Márquez, con tan mala suerte que fue descabezado durante el holocausto del Palacio de Justicia.

 

Restauraron el busto y mientras reconstruían el Palacio lo ubicaron provisionalmente en el Museo Nacional, cuando lo dirigía Elvira Cuervo de Jaramillo, de su descendencia. Luego regresó al Palacio, en donde se encuentra a la entrada de la Corte Suprema de Justicia. Pero nada que cumplen la ley en lo que tiene que ver con Santander.

 

¿Por qué será? Por razones políticas. O porque no quieren que Santander y Márquez estén cerca, sobre todo en ese sitio, hoy Palacio de Justicia y antes la casa de las hermanas Ibáñez. Cuentan que, por allá en 1835, Santander fue a visitar el día de su cumpleaños a Nicolasa Ibáñez, viuda de Antonio José Caro, con quien tenía un romance, y allí encontró a José Ignacio de Márquez. Indignado por la presencia de quien en ese momento consideró como un intruso y poseído de incontrolables celos, alzó a Márquez, que era de pequeña estatura, y pretendió lanzarlo por la ventana del segundo piso hacia la calle. Doña Nicolasa, con la energía propia de su carácter, tomó del saco levita a Santander y con decisión le impidió lo que pretendía hacer. Santander, sin pronunciar palabra, se fue del lugar. Y desde entonces no lo han dejado regresar para que haga parte del Eje Ideológico de la Nación, como lo quisieron Lleras Restrepo e Hinestrosa.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 27388 veces
45801

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 24126 veces
45827

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 12832 veces
45776

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 12437 veces
45760

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 11030 veces
45829

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 10154 veces
45842

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5809 veces
45767

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5592 veces
45804

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4632 veces
45799

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3936 veces
45759

Compartir por ×

Correo electrónico
35758

Compartir por ×

Correo electrónico
44584

Compartir por ×

Correo electrónico
43707

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6174 veces
44932

Compartir por ×

Correo electrónico
43907

Compartir por ×

Correo electrónico
44877

Compartir por ×

Correo electrónico
45272

Compartir por ×

Correo electrónico
43677

Compartir por ×

Correo electrónico
43999

Compartir por ×

Correo electrónico
43929

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico