Columnista Impreso
Buscar Columnista Impreso

‘Robo-Advisors’, en continua evolución*

39877

Compartir por ×

Correo electrónico
‘Robo-Advisors’, en continua evolución*

Juan Felipe Torres Varela

Magíster en Tecnoemprendimiento e Innovación de Nanyang Technological University (Singapur)

Miembro de la firma TFDC Abogados

 

De acuerdo con el reporte de economía digital para el 2019, realizado por la firma alemana de estadística Statista, cerca del 23 % de los encuestados en Colombia respondieron que estarían dispuestos a consultar una herramienta tecnológica de asesoría para inversión, también conocida como Robo-Advisors. Esta cifra contrasta con el 18 % de los encuestados en México, 17 % en EE UU, el 6 % en los Países Bajos o el 2 % en Japón[1].

 

Los Robo-Advisors utilizan en la actualidad algoritmos para proveer a inversionistas servicios de administración de portafolios de forma automatizada, e incidencia en bajos costos de administración. A raíz de sus reducidas comisiones y sin la necesidad de mantener un saldo mínimo en los portafolios administrados, los Robo-Advisors han tenido un auge en los inversionistas de ingresos medios, al permitirles acceder a servicios que estaban reservados a inversionistas de más altos ingresos a nivel mundial.

 

Aparte de las naturales economías de escala y la reducción de costos que estas implican, los Robo-Advisors permiten brindar una asesoría personalizada, con una disponibilidad de 24 horas al día, 7 días a la semana, en un número de mercados disímiles entre sí y la posibilidad de una vinculación y experiencia 100 % digital, lo que, en últimas, redundará en la masificación de los mercados de valores, incluido el colombiano (posiblemente), a través de la distribución de fondos de inversión colectiva.

 

Gestores automatizados

 

Dadas estas ventajas competitivas, los Robo-Advisors administrados, entre otros, por diferentes “asset managers” o gestores de activos a nivel mundial, abarcan cada día una porción mayor en la administración de activos, por ejemplo, la firma Betterment LLC, que puso en producción su primer Robo-Advisors, en el 2010, en EE UU[2], a febrero del 2019 acumulaba activos administrados valorados en más de 13.500 millones de dólares. Es necesario tener presente que con nuevos desarrollos tecnológicos y la recopilación de más y más datos, los Robo-Advisors impulsados por inteligencia artificial serán más sofisticados y migrarán de la actual administración de activos, principalmente enfocados en inversión en Exchange Traded Funds, y rebalanceo de portafolios a estrategias cada vez más complejas.

 

En el panorama nacional encontramos diferentes desarrollos, como la aplicación Ualet, administrada por Afín Comisionista de Bolsa; InvesBot, de Bancolombia, o Protección Smart, de la AFP Protección. Por su parte, la regulación en Colombia no se ha quedado atrás y, mediante el Decreto 661 del 2018, el Gobierno Nacional modificó el Decreto 2555 del 2010, en lo relacionado con la actividad de asesoría e incorporó la autorización expresa para que entidades vigiladas utilicen herramientas tecnológicas en el suministro de recomendaciones profesionales a sus clientes. Por su parte, la Superintendencia Financiera, basada en la experiencia de diferentes herramientas tecnológicas, está ad portas de expedir la Circular Externa que reglamente el Decreto 661 del 2018.

 

Hacia el futuro

 

A pesar de sus innegables ventajas, los Robo-Advisors también son sujetos de diferentes críticas, entre ellas, que requerirán cada día más y más datos para igualar a un asesor de carne y hueso, o la necesaria presencia de un asesor humano para darle confianza a un inversionista en caso de una situación de estrés en los mercados. Adicionalmente, a nivel internacional, se han presentado ya los primeros casos de demandas por daños causados por  Robo-Advisors[3].

 

Sin perjuicio de estas críticas, los Robo-Advisors continuarán avanzando como un canal de distribución de productos, en paralelo con la asesoría prestada por asesores apoyados por diferentes herramientas tecnológicas para el correcto perfilamiento de los inversionistas y de los productos, la ejecución de análisis de conveniencia y el suministro de recomendaciones profesionales en el marco de una asesoría integral[4].

 

* Artículo escrito en coautoría con Esteban Gutiérrez Soto, asesor del Grupo de Innovación Financiera de la Superintendencia Financiera.

 

[3] https://www.bloomberg.com/news/articles/2019-05-06/who-to-sue-when-a-robot-loses-your-fortune Nota aclaratoria: es fundamental precisar que el Decreto 661 del 2018 dispuso que las entidades vigiladas no podrán exonerarse de su responsabilidad por el suministro de una recomendación profesional con ocasión de fallas de cualquier naturaleza que afecten las herramientas tecnológicas utilizadas para dicho propósito.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 19752 veces
46178

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 13762 veces
46225

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 11456 veces
46155

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 9745 veces
46195

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5020 veces
46172

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4971 veces
46265

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4588 veces
46224

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4535 veces
46279

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4450 veces
46266

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4419 veces
46238

Compartir por ×

Correo electrónico
35758

Compartir por ×

Correo electrónico
44584

Compartir por ×

Correo electrónico
43707

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6506 veces
45924

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 6174 veces
44932

Compartir por ×

Correo electrónico
43907

Compartir por ×

Correo electrónico
44877

Compartir por ×

Correo electrónico
45801

Compartir por ×

Correo electrónico
42581

Compartir por ×

Correo electrónico
45611

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico