Ámbito del Lector
Buscar Ámbito del Lector

El libre desenvolvimiento de la personalidad

40282

Compartir por ×

Correo electrónico

Carlos Brender

Abogado, carlosbrender@gmail.com

 

La reciente decisión de la Corte Constitucional que declaró inexequibles dos numerales del Código de Policía que prohibían el consumo de alcohol y de sustancias sicoactivas en lugares públicos, por considerar que dichas medidas violan el libre desarrollo de la personalidad, ha escandalizado a la sociedad colombiana, y con razón.

 

El artículo 16 de la Constitución Política señala: “Todas las personas tienen derecho al libre desarrollo de su personalidad sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden público”.

 

En este orden de ideas, resulta claro que el interés general prevalece sobre el interés particular, y este último solo otorga protección constitucional en la medida en que no afecte derechos de terceros. Esta es la interpretación correcta, aunado a que el consumo de alcohol y sustancias sicoactivas no tiene ninguna relación con el libre desarrollo de la personalidad, en virtud de que este atiende a valores superiores, como los derechos a la salud, a la educación y al trabajo, entre otros.

 

El impacto del consumo de chocolate o de alimentos grasosos sobre las personas tampoco guarda correspondencia con el consumo de alcohol y de drogas. Algunos voceros señalan, incluso, que el azúcar es más dañino que el alcohol y las drogas. Al respecto, cabe señalar que, indudablemente, el azúcar puede resultar dañino, especialmente en bebidas azucaradas, pero no conozco ningún estudio científico o estadístico que vincule la ingesta de chocolate, de alimentos grasosos y de azúcar con la comisión de hechos punibles, como sí existe a raíz del consumo de alcohol y de drogas.

 

Considero que la demanda por inconstitucionalidad referenciada ni siquiera debió haberse admitido, porque violaba el orden público y las buenas costumbres, que, si bien son conceptos abstractos y su interpretación varía de país en país, tales prácticas riñen con estos principios, y la mejor prueba es la reacción de la sociedad colombiana ante esta decisión.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 3366 veces
41269

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3306 veces
41270

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1881 veces
41266

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1782 veces
41287

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1590 veces
41272

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1499 veces
41251

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1235 veces
41244

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1184 veces
41284

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1082 veces
41253

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 661 veces
41234

Compartir por ×

Correo electrónico
15773

Compartir por ×

Correo electrónico
30904

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces
27360

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces
23719

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces
17977

Compartir por ×

Correo electrónico
12592

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces
30729

Compartir por ×

Correo electrónico
30340

Compartir por ×

Correo electrónico
22944

Compartir por ×

Correo electrónico
29127

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico