Ámbito del Lector
Buscar Ámbito del Lector

Caso fortuito o fuerza mayor

40701

Compartir por ×

Correo electrónico

Carlos Brender

Abogado, carlosbrender@gmail.com

 

Es difícil establecer una clara diferencia entre el caso fortuito y la fuerza mayor, ambas causales eximentes de responsabilidad. En este sentido, el artículo 64 del Código Civil dice: “Se llama fuerza mayor o caso fortuito el imprevisto o que no es posible resistir, como un naufragio, un terremoto, el apresamiento de enemigos, los actos de autoridad por un funcionario público, etc.”. Así, observamos que el legislador colombiano considera que ambas instituciones son similares y que cumplen con los mismos requisitos.

 

Sin embargo, considero que esto no es cierto, por cuanto la fuerza mayor y el caso fortuito son distintos y se corresponden a requisitos de diferente naturaleza. Por ende, el caso fortuito responde a las palabras imprevisibilidad e interioridad, mientras que la fuerza mayor, a las de irresistibilidad y exterioridad.

 

En este orden de ideas, el primero se relaciona con un hecho relacionado con la actividad del sujeto, por eso, en el régimen de responsabilidad objetiva, se excluye como causal eximente de responsabilidad (el que gana un premio de lotería es como consecuencia de una conducta interna), pero cuyo resultado es imprevisible (nadie se gana un premio de lotería sin haber adquirido un billete del mismo, sin embargo, no puede prever si va a resultar premiado o no).

 

Por su parte, la fuerza mayor, generalmente atribuible a los hechos de la naturaleza, aunque los actos de autoridad forman parte integrante de estas causas, corresponde a un hecho externo al sujeto al que hay que agregarle el requisito de irresistibilidad. La imprevisibilidad no define la fuerza mayor, en virtud de que, hoy en día, los fenómenos de la naturaleza son previsibles, y el mejor ejemplo son los pronósticos meteorológicos. Pero esto no quiere decir que, bajo ningún escenario, no pueda resultar imprevisible, ya que, con los avances científicos, en la mayoría de los casos es previsible, mas no resistible, es decir, se puede prever una tormenta o un huracán, pero no se puede evitar su ocurrencia.

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 9113 veces
42493

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5585 veces
42437

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4876 veces
42489

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3874 veces
42485

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 3062 veces
42480

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1492 veces
42443

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1278 veces
42458

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1258 veces
42457

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 1025 veces
42473

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 904 veces
42432

Compartir por ×

Correo electrónico
15773

Compartir por ×

Correo electrónico
30904

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces
27360

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces
23719

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces
17977

Compartir por ×

Correo electrónico
12592

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces
30729

Compartir por ×

Correo electrónico
30340

Compartir por ×

Correo electrónico
22944

Compartir por ×

Correo electrónico
29127

Compartir por ×

Correo electrónico
13598

Compartir por ×

Correo electrónico
14244

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces
13024

Compartir por ×

Correo electrónico
30523

Compartir por ×

Correo electrónico
14990

Compartir por ×

Correo electrónico
32930

Compartir por ×

Correo electrónico
33218

Compartir por ×

Correo electrónico
30977

Compartir por ×

Correo electrónico
12267

Compartir por ×

Correo electrónico
11832

Compartir por ×

Correo electrónico