Pasar al contenido principal
24 de Julio de 2021 /
Actualizado hace 27 minutos

Openx ID [25](728x90)

1/ 5

Te quedan 4 noticias gratis, suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante

Especiales / Academia


Doctorado en Derecho de la Universidad de Manizales, el más innovador del Eje Cafetero

24 de Marzo de 2021

51311
Imagen
maria-teresa-carrenoarchivoparticular.jpg

Programa de Doctorado de la Universidad de Manizales

 

María Teresa Carreño Bustamante, directora del Doctorado en Derecho de la Universidad de Manizales, es una mujer líder, disciplinada, emprendedora, sencilla y humanista. Así la definen algunos de sus compañeros de trabajo, quienes han construido a su lado la estructura de este doctorado, reconocido recientemente por la Asociación Colombiana de Facultades de Derecho (Acofade) como programa innovador.

 

María Teresa llegó a la universidad hace más de 20 años, tiempo en el que ha recogido el fruto de una cosecha que viene cultivando hace mucho tiempo. Por ejemplo, dentro de su rol como mujer científica, ha realizado investigaciones encausadas, principalmente, en las líneas del Estado social de derecho, justicia y formación jurídica, lo que le ha permitido ubicarse en la categoría senior del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. También fue Decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Manizales y participa en investigaciones nacionales relacionadas con la línea de investigación. 

 

Para conseguir tales méritos, Carreño Bustamante se ha preparado con disciplina, pues se formó como doctora en derecho, doctora y magíster en educación y desarrollo humano, especialista en informática educativa y abogada.

 

Así mismo, expresa sentir amor por las letras, tanto la lectura como la escritura, capacidades que aprendió de su hermano. Recuerda aquellos instantes en los que él le enseñaba cuentos cortos de memoria. Y justo cuando llegaban visitas a su casa, él salía con ella y la sentaba en una “banquita” para que recitara los cuentos. Todos en la casa, incluyendo visitantes, aplaudían y le regalaban algunas monedas. Su hermano, ese maestro ejemplar, la premiaba con un “cocotero” o el llamado dulce “borracho”.   

 

Es entonces cuando comienza a crecer en el mundo de la lectura. Se puede decir que, hoy, ha consultado muchos autores que la han impactado, pasando sus ojos por clásicos rusos, revolucionarios, ingleses y latinoamericanos. Indica que uno de los enunciados que recuerda a menudo y que relaciona con su quehacer es el que escribió Hemingway, en el libro Por quién doblan las campanas: “Nadie es una isla por completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de un continente, una parte de la Tierra. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; por eso la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por tanto, nunca preguntes por quién doblan las campanas, porque están doblando por ti”.

 

María Teresa también afirma que uno de sus poemas preferidos es Ítaca, texto que siempre recita a sus estudiantes y que habla sobre la importancia de disfrutar el camino y no afanarse tanto por el objetivo o resultado final. “Yo me encuentro en ese viaje a Ítaca, pues no he llegado todavía a la meta, pero estoy en el momento maravilloso de pararme en muchos pueblos, de bajarme en cada parada que hace el tren, en el momento de llenarme de las gemas más bellas del camino, de comprar las telas maravillosas y exóticas de los lugares, de distraerme con las conversaciones ajenas, de mirar por las ventanas y ver el paisaje, de aprender de muchas personas e ir compartiendo con otros lo que conozco”, expresa Carreño Bustamante.  

 

Crecimiento personal

 

En su ámbito personal, María Teresa disfruta de una familia extensa, aunque sus parientes más cercanos son su esposo y tres hijos, quienes también se inclinan por la investigación.

 

Siempre ha procurado formar excelentes seres humanos y buenos ciudadanos en todo el sentido de la palabra. Además, defiende la idea de ser coherente entre lo que se dice y lo que se hace, rechaza toda acción de violencia que atente contra la integridad de una persona y afirma que se debe dar una lucha permanente por defender la paz, la justicia y las buenas relaciones. 

 

Esa idea de justicia la aprendió de sus padres y hermanos. A pesar de que ellos siempre le enseñaron talentos más enfocados hacia el arte, como el teatro, la literatura, la música, María Teresa demostró un interés sobresaliente por la idea de justicia y esos rasgos de personalidad fueron los que llevaron a sus parientes a decir que definitivamente sería abogada.

 

“Mi formación en Derecho valida lo que ha sido mi historia, vengo de una familia campesina, pero con un padre ilustrado. Él fue un autodidacta ligado a la literatura y era un hombre cívico. Participaba de grupos de construcción colectiva para edificar una sociedad más justa y con mejores oportunidades.  Todo esto me hizo inclinar por una visión de justicia y hoy mi gran lucha es poder juntar la teoría de lo que muestra el Derecho y lo que enseñan los programas de Derecho, con una práctica real, que no se quede todo en el discurso”, comenta Carreño Bustamante.

 

Las personas que rodean a María Teresa también sienten muchos rasgos de una persona justa y humana: “Nos gusta porque sabe escuchar”, “es una mujer que puede aportar mucho a la universidad”, “maneja la humildad y eso es lo importante”, “al menos si uno tiene problemas, se siente el respaldo y la asesoría desde la justicia y el Derecho”, expresan diferentes voces.  

 

Hoy, esta mujer continúa creciendo en su campo profesional y personal. En cuanto a este nuevo reto, llevar las riendas del Doctorado en Derecho de la Universidad de Manizales, lo ha hecho hasta ahora con entrega y pensamiento creativo. “Siempre enseñaré a mis estudiantes del doctorado la importancia de generar un conocimiento novedoso, transformador e impactante para las generaciones venideras”, manifiesta.

 

Importante trayectoria

 

El Doctorado en Derecho de la Universidad de Manizales se ha nutrido de los 48 años de trabajo de la Facultad de Ciencias Jurídicas, de su interacción con la comunidad jurídica local, regional, nacional y, en particular, del trabajo del comité de currículo de la facultad, que comprendió que la construcción académica es permanente, transparente, colectiva, pública, participativa y humana. Dichas comprensiones permitieron el nacimiento del programa que recoge y responde, en gran medida, a tales necesidades. 

 

Otra cualidad del doctorado es su impacto nacional, al contar con estudiantes de Barranquilla, Pasto, Cali, Bogotá, Cúcuta, el Eje Cafetero y San Gil. Del mismo modo, se ha exaltado su forma de replicarse, ya que es ejemplo y apoyo para otros programas del país, y, desde el momento en que recibió su registro calificado, ha sido parte de 10 eventos académicos, así: cuatro encuentros en las Jornadas virtuales de puertas abiertas, una presentación del programa a personas interesadas en la formación y dos a universidades que manifestaron interés por conocer el doctorado, así como dos intervenciones en eventos internacionales y otra a nivel nacional.

 

Es importante resaltar que el doctorado manejará una metodología de alternancia únicamente en tiempos de pandemia, con el fin de permitir el desarrollo de los módulos desde las aulas de la Universidad de Manizales o por medio de conexión remota.

 

* Sección patrocinada. Las opiniones aquí consignadas son responsabilidad exclusiva de Acofade

Opina, Comenta

Ver todos