13 de Julio de 2024 /
Actualizado hace 11 horas | ISSN: 2805-6396

Openx ID [25](728x110)

1/ 5

Noticias gratuitas restantes. Suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante.

Noticias / General


Conozca el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno de Gustavo Petro para los próximos cuatro años

07 de Febrero de 2023

Reproducir
Nota:
156997
Imagen
RADICAN-PND-23(PRESIDENCIA).jpg

Este lunes 6 de febrero, se radicó ante el Congreso de la República, el Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026, titulado “Colombia, potencia mundial de la vida”. Este documento será la hoja de ruta del Gobierno Nacional y plantea una inversión de $1.154 billones para los próximos cuatro años.

 

Según el Departamento Nacional de Planeación, el documento se construyó tras el desarrollo de 51 diálogos Regionales Vinculantes, donde cerca de 250.000 personas entregaron más de 89.000 propuestas que se incluyeron en la construcción documento, así mismo, se ejecutaron 33 audiencias públicas sobre el Plan Plurianual de Inversiones donde 10.000 personas priorizaron los proyectos de inversión en cada uno de sus departamentos.

 

En el acto de radicación estuvo presente el presidente de la República, Gustavo Petro, el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Jorge Iván González y el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo.

 

“Lo que estamos convocando es a un cambio real. Sabemos que es difícil porque la inercia y los temores abundan, pero buscaremos que la opinión de la gente se traduzca en ley”, afirmó el presidente, quien resaltó que esta iniciativa será un impulso a la economía popular, a nuevas fuentes de energía y buscará cerrar las brechas del país.

 

Por su parte, el director del DNP, Jorge Iván González, resaltó que este documento coloca en primer lugar el territorio y permite pensar que es posible un país, “hoy hablo en nombre del enorme esfuerzo que se hizo con la ciudadanía para articular expectativas y sueños. Si queremos cambios estructurales necesitamos creer en grandes transformaciones y en eso nos hemos enfocado en Planeación Nacional. Ahora el Congreso tiene la palabra”.

 

Finalmente, el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo, señaló que “uno de los ejes transformadores de esta iniciativa es la convergencia regional, que se articula y materializa a través de una política macroeconómica responsable”. El jefe de la cartera de Hacienda resaltó el trabajo del equipo de Gobierno y el liderazgo del director de Planeación Nacional.

 

El articulado del Plan estima una inversión de $1.154 billones para los próximos cuatro años: $138,4 billones para la Convergencia regional; $114,4 billones para la transformación productiva y acción climática; $743,7 billones para temas relacionados con la Seguridad Humana y la justicia social; $46,1 billones para el Derecho Humano a la alimentación; $28 billones para el Ordenamiento del Territorio alrededor del agua, y 83,4 para Estabilidad Macroeconómica.

 

Para facilitar y asegurar la implementación y el desarrollo normativo del Acuerdo Final de Paz, la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, se incluyeron $50,4 billones en el Plan Plurianual de Inversiones.

 

“Este Plan es el inicio de una transición que desemboca en la Paz Total. Una oportunidad para que todos podamos vivir una vida digna y construyamos un nuevo contrato social que propicie la superación de injusticias y exclusiones históricas, la no repetición del conflicto, el cambio de nuestra forma de relacionarnos con el ambiente, y una transformación productiva sustentada en el conocimiento y en armonía con la naturaleza”, dijo González.

 

Puntos clave de PND 2023–2026

 

Entre las principales metas que tiene el Plan se destacan: actualizar el catastro multipropósito en un 70 %; llevar la pobreza extrema a un dígito; utilizar los excedentes financieros del carbón y del petróleo para hacer una transición energética, y llegar a cerca de 3 millones de hectáreas entregadas.

 

Actualización de catastro y entrega de tierras

 

Según el director del DNP, este es el primer Plan Nacional de Desarrollo que incluye un capítulo sobre el ordenamiento territorial alrededor del agua y de la vida, para transformar el campo e incrementar la productividad del país con justicia social y ambiental, con el fin de consolidar un modelo económico y de producción que no esté basado en el petróleo ni el carbón.

 

Para esto, se destinó un presupuesto cercano a los $28 billones, para avanzar en una reforma rural integral; acelerar la actualización del catastro multipropósito, entregar 2,98 millones de hectáreas a través del fondo de tierras; formalizar 3,97 millones de hectáreas de pequeña y mediana propiedad rural, y reducir la brecha municipal en ingresos corrientes que corresponden a recursos propios.

 

Reducción de la pobreza

 

Con un presupuesto de $743,7 billones, se busca que el país pueda ofrecerle a cada individuo la posibilidad de ampliar el espacio de sus capacidades. Algunas de las metas propuestas para el cuatrienio incluyen: reducir a un dígito el índice de incidencia de pobreza multidimensional; aumentar el acceso a Internet; la cobertura en educación superior, y aumentar la formalidad laboral en 1,6 puntos porcentuales.

 

El documento dedica todo un capítulo al derecho humano a la alimentación, desde diferentes puntos, como las mejoras en el acceso físico a los alimentos, la producción local e incluso el uso de nuevas tecnologías para propender por un país sin hambre.

 

Finalmente, se propone una inversión de $46,1 billones y tiene como principales metas reducir a un dígito de pobreza monetaria extrema; dejar en 3,37 por cada 100.000 la tasa de mortalidad por desnutrición en menores de cinco años y aumentar la producción en cadenas agrícolas priorizadas.

 

Transición energética segura

 

Sobre la transición energética, se buscará impulsar la reindustrialización del país a través del desarrollo de la ciencia, la tecnología y el conocimiento, con el fin de ser menos dependientes de los hidrocarburos. Además, se pretende ser el líder regional en el cuidado de la Amazonía y de la transición hacia energías limpias, que cuiden el medioambiente, a la vez que se avanza en procesos de reforestación.

 

Entre sus metas se destaca la reducción en la pérdida de bosque natural por deforestación; aumentar a 1,7 millones hectáreas las áreas en proceso de restauración, recuperación y rehabilitación de ecosistemas degradados; tener una nueva capacidad instalada de generación eléctrica a partir de fuentes no convencionales de energía renovable (FNCER) y mitigar las toneladas de C2O emitidas por el sector transporte.

 

Reducción de brechas sociales

 

Por último, el PND busca reducir las brechas sociales y económicas entre hogares y regiones con un acceso adecuado a oportunidades, bienes y servicios. Entre los proyectos que implica esta transformación, está articular los planes de ordenamiento territorial, y lograr que las instituciones públicas pongan al ciudadano en el centro de su accionar, para responder de manera acertada a sus necesidades y atender debidamente sus expectativas.

 

“Nunca en la historia de Colombia el pueblo había construido un Plan Nacional de Desarrollo con una participación tan amplia y efectiva desde las regiones, con propuestas concretas expresadas en diálogos vinculantes. El resultado es un Plan Nacional de Desarrollo realmente histórico, capaz de entender otras nociones del desarrollo: las nociones del buen vivir, del vivir sabroso y de la vida digna para todos, todas y todes”.

 

“Nosotros, el gobierno del cambio, entendemos que el eje del desarrollo es la construcción de paz, igualdad y equidad. Nosotros entendemos que el desarrollo pasa por hacer justicia con los territorios y las poblaciones que históricamente han sido marginadas y excluidas”, afirmó Francia Márquez, vicepresidenta de la República, durante el evento de radicación del Plan de la gente en el Congreso de la República.

Opina, Comenta

Openx inferior flotante [28](728x90)

Openx entre contenido [29](728x110)

Openx entre contenido [72](300x250)