Pasar al contenido principal
03 de Octubre de 2022 /
Actualizado hace 23 minutos | ISSN: 2805-6396

Openx ID [25](728x90)

1/ 5

Noticias gratuitas restantes. Suscríbete y consulta actualidad jurídica al instante.

Especiales / Especiales

Medios y Tecnología

El impacto de la industria 4.0 en el Derecho y en el rol del abogado

11 de Mayo de 2022

142870
Imagen
El impacto de la industria 4.0 en el Derecho y en el rol del abogado (Archivo particular)

Alberto Preciado

Socio Preciado Abogados

 

Andrea Usme

Miembro del equipo de litigios Preciado Abogados

 

En los últimos años, se ha evidenciado cómo la tecnología ha influenciado el Derecho y la profesión. Los abogados, como todos los profesionales, nos hemos visto en la necesidad de aprender, implementar y utilizar nuevas soluciones y herramientas en nuestras actividades diarias y a transformar la forma como los asuntos de nuestros clientes deben ser abordados, con el fin de responder a las necesidades de un mundo digital que cada vez es más novedoso, exigente y apresurado.

 

Es el resultado de la Cuarta Revolución Industrial, un concepto que empezó a popularizarse alrededor del año 2011, cuando fue presentado, por primera vez, en la Feria de Hannover, la feria industrial más importante del mundo y mercado principal de las nuevas tecnologías que están siendo desarrolladas e implementadas.

 

La industria 4.0 puede ser definida como “un nuevo modelo industrial para la autoorganización y la autogestión de sistemas de producción totalmente automatizados, que aprenden autónomamente y que son interactivos”[1]. Uno de los aspectos más característicos de esta industria es que el protagonismo lo toman las nuevas tecnologías digitales y las de internet, así como el desarrollo de inteligencia artificial, que pretende limitar el rol del recurso humano.

 

El Ministerio de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, en su estudio sobre Aspectos básicos de la industria 4.0, definió esta industria como el “resultado del surgimiento, distribución, uso y apropiación de nuevas tecnologías (tecnologías digitales y tecnologías de internet) que permiten procesos de producción completamente automatizados donde los objetos físicos (máquinas) interactúan sin que se dé la participación humana”[2].

 

La Cuarta Revolución Industrial está precedida por las tres anteriores. Sin embargo, es distinta y única por la velocidad con la que se desarrolla, así como el alcance e impacto que ha tenido y tendrá en distintas profesiones e industrias. Los estudiosos han insistido en que la Cuarta Revolución Industrial y los cambios que trae consigo no tienen precedentes y, en comparación con las anteriores, la industria 4.0 está evolucionando a un ritmo exponencial y no lineal[3].

 

Transformación de la profesión

 

Aunque pareciera lejana a la abogacía, la industria 4.0 está transformando la profesión. Esta nueva industria implica que los abogados se vean en la necesidad de aprender habilidades tecnológicas y adoptar cambios de pensamiento, para que sus servicios se adapten a las nuevas demandas del mundo digital y a la velocidad con la que evoluciona el mundo y los requerimientos de los clientes. Con la pandemia, el sector legal reconoció, de primera mano, la importancia de contar con tecnologías para afrontar las necesidades de un mundo que no se detiene.

 

Por ejemplo, las firmas de abogados tuvimos que implementar sistemas informáticos que permitieran a los colaboradores el acceso a las bases de datos y documentos desde sus casas y tener reuniones virtuales con clientes, como ha sucedido prácticamente en todas las actividades humanas.

 

La Rama Judicial se vio en la necesidad de migrar de un entorno que se ha caracterizado por ser excesivamente presencial a uno virtual, para permitir a los ciudadanos acceder a la justicia, lo cual se logró a través de herramientas y aplicativos que posibilitaron la radicación de demandas virtualmente, la presentación de memoriales ante los juzgados por medio de los correos electrónicos institucionales, la realización de audiencias a través de aplicaciones como Zoom, Google Meet, etc.

 

Un caso que vale la pena mencionar es la implementación de Pretoria, que es el sistema de inteligencia artificial de la Corte Constitucional para la selección de tutelas que, incluso, fue premiado por la Corporación Excelencia en la Justicia, como mejor herramienta de modernización en materia de justicia.

 

Otros ejemplos de herramientas y soluciones que contribuyen con el desarrollo y la modernización del sector legal son (i) el cloud computing, para acceder y gestionar documentos en línea; (ii) el Robotic Process Automation o RPA, que es el uso de robótica para automatizar actividades propias de la actividad legal, como gestión de expedientes legales, generación de reportes y documentos legales; (iii) la big data o análisis, procesamiento y almacenamiento de grandes volúmenes de información para evaluar riesgos, predicción de resultados y toma de mejores decisiones.

 

Aunque los avances son evidentes, lo cierto es que el camino aún es largo, máxime si se tiene en cuenta que el desarrollo de nuevas tecnologías avanza a una gran velocidad, por lo que el reto es enorme y la obligación de cara a los clientes exige estar preparados para atender las nuevas necesidades del mercado.

 

[1] Mintic. Aspectos básicos de la industria 4.0. 2019.

[2] Ibídem.

[3] World Economic Forum. The Fourth Industrial Revolution: what it means, how to respond. Consultado en: https://www.weforum.org/agenda/2016/01/the-fourth-industrial-revolution-what-it-means-and-how-to-respond/

Opina, Comenta

Openx inferior flotante [28](728x90)

Openx entre contenido [29](728x110)