General - ÁMBITO JURÍDICO - FIN DE SEMANA
Buscar General - ÁMBITO JURÍDICO - FIN DE SEMANA

Las dificultades de las abogadas en el mundo laboral

Compartir por ×

Correo electrónico

Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

Por Sara Milena Cruz

Redactora Ámbito Jurídico

sara.cruz@legis.com.co

 

Aunque la inclusión de las mujeres en el mercado laboral continúa aumentando de manera considerable y constante, lo que contribuye a disminuir la desigualdad de género, aún persisten factores sociales y culturales que hacen subsistir dificultades para llegar a altos cargos y brecha salarial entre ambos sexos.

 

La creación de políticas y organismos públicos encaminados a erradicar esta situación y, a su vez, el nacimiento de organizaciones privadas, movimientos, marchas, campañas y charlas son algunas de las acciones para enfrentar esta realidad.

 

De acuerdo con el informe de participación de la mujer en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del poder público colombiano, vigencia 2016, publicado por el DAFP, 40 de las 251 entidades de las ramas y órganos del poder público no cumplieron con la Ley de Cuotas (Ley 581 del 2000), en cuanto al máximo nivel decisorio (MND).

 

Para el otro nivel decisorio (OND), 22 no cumplieron, lo cual equivale al 9 % de la muestra total de instituciones que reportaron información.

 

En el MND, el cumplimiento promedio de la disposición es del 33 %; la mayor representación de mujeres en la Rama Judicial estuvo en la Fiscalía General de la Nación, con un 39 %. Por otro lado, ninguna mujer entiende, habla ni escribe perfectamente el idioma inglés, y el máximo nivel académico alcanzado es maestría.

 

En OND, el cumplimiento promedio es del 35 %; la mayor representación de mujeres en la Rama Judicial también estuvo en la Fiscalía General de la Nación, con un 40 %, y ninguna mujer entiende, habla ni escribe perfectamente el idioma inglés, y el máximo nivel académico alcanzado es especialización.

 

En el caso de las altas cortes, de los 23 magistrados que conforman la Corte Suprema de Justicia, solo tres son mujeres; de los 30 que componen el Consejo de Estado, siete son mujeres, y de los nueve que conforman la Corte Constitucional, dos son mujeres.  

 

En otros países la situación es similar. Por ejemplo, en España, apenas el 13 % de las plazas del Alto Tribunal son ocupadas por mujeres. Solo hay una mujer que preside un Tribunal Superior de Justicia (Valencia) y solo nueve de las 50 presidencias de las audiencias provinciales son dirigidas por magistradas. Esto con información a marzo del 2017.

 

Finalmente, solo 12 de los 83 abogados que ejercen como decanos de los colegios de abogados son mujeres, a las que se suman cuatro consejeras, incluida la presidenta del Consejo General de Abogacía Española.

 

¿Cómo actúan las mujeres entre colegas?

 

¿A qué se enfrentan las mujeres que llegan a altos cargos? ¿Se juzga con mayor dureza su liderazgo? Un factor que se ha estudiado es el trato entre ellas. Un tema polémico, sin duda.

 

En el caso de las abogadas, la American Bar Association (ABA) ha realizado varios estudios, entre ellos What Women Lawyers Really Think of Each Other, el cual reflejó que las mujeres abogadas son más exigentes con sus colegas mujeres.

 

En efecto, las encuestadas (4.449), en su mayoría, manifestaron que preferían tener un jefe del sexo masculino por considerar que este da instrucciones más claras, hace críticas más constructivas y es más confiable en cuanto a abstenerse de revelar información reservada.

 

Seguramente el temor a perder un alto cargo, probablemente obtenido por méritos y sacrificando en parte la vida personal, dificulta más ser líderes entre ellas y transmitir experiencias a colegas del mismo sexo.

 

Se indica en el informe que tal vez estas diferencias de trato tienen que ver con la edad de las profesionales y la perspectiva del éxito. Las abogadas más jóvenes ven el mundo de una manera más relajada y no quieren sacrificar su vida privada para alcanzar metas profesionales, mientras que a aquellas más experimentadas les ha tocado abrirse el camino y sacrificar muchas veces su vida personal.

 

 

Así las cosas, ¿será que sin percatarse de ello y teniendo en cuenta el comportamiento social que siempre las ha rodeado las mujeres han creado una barrera invisible que no las hace solidarias entre ellas? Por supuesto, esta no es la regla y la competitividad también se puede hallar entre hombres, pero vale la pena reflexionar sobre los resultados del estudio. ¿Cuál es su experiencia?

 

Reciba nuestro

boletín de noticias

TOP 10 MÁS POPULAR

Visto 17980 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 13423 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 9146 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5518 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 5208 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 4410 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2724 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2395 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2322 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Visto 2137 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 89 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 84 veces

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 68 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Compartido 45 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico
Comentado 64 veces

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico

Compartir por ×

Correo electrónico