Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

Analizando los desarrollos e innovaciones computacionales que cuentan con el potencial de transformar la manera en que se intercambian bienes, servicios y activos en la economía, el Banco de la República presentó un documento técnico sobre las denominadas criptomonedas (CM). (Lea: Monedas virtuales no están reguladas por ninguna autoridad monetaria)

 

Según el documento, conceptualmente las CM son unidades digitales que pueden ser usadas como medio de pago en el intercambio de bienes y servicios, como depósito de valor y como unidad de cuenta.

 

Estas son un caso particular de lo que se ha denominado monedas virtuales, las cuales son representaciones digitales de valor denominadas en su propia unidad de cuenta y susceptibles de ser obtenidas, guardadas y transferidas electrónicamente. (Lea: Operaciones con monedas virtuales no se encuentran amparadas por ningún tipo de garantía privada o estatal)

 

Es de aclarar que el concepto de moneda virtual cubre una variedad de activos, tales como simples cupones digitales, millas o minutos al aire en redes de telefonía móvil, y monedas emitidas por plataformas sociales o juegos digitales; también vincula a aquellas soportadas por algún activo real, como el oro o acciones de empresas; y las CM, como el Bitcóin, cuyo valor intrínseco es nulo.

 

Ventajas

 

Estas monedas pueden ser almacenadas en cualquier dispositivo computacional y transferidas por internet con un alcance global en cuestión de minutos. Esto ha dado pie al desarrollo de intermediarios especializados que ofrecen toda clase de servicios, desde ser casas de cambio, hasta ofrecer instrumentos similares a las cuentas de depósito en CM y servicios de negociación (tipo bolsa) para sus clientes, así como la emisión y negociación de derivados financieros sobre estas monedas, entre otros.

 

El mercado de las CM

 

Existen más de 700 esquemas de CM que compiten entre sí. Las que más se transan y son utilizadas son: bitcóin, XRP15 y ether. A julio del 2017, bitcóin y ether alcanzaron un valor de mercado de USD $ 60.000 millones y las siguientes 30 CM más cotizadas uno de USD $ 21.000 millones. (Lea: Bitcoin y el ocaso de las jerarquías en la era digital)

 

Sin embargo, para Banrepública, el desarrollo de estas afecta varios aspectos relevantes desde el punto de vista regulatorio y de política pública.

 

-         Las CM son unidades digitales que pueden ser usadas como medio de pago y depósito de valor, compitiendo con las monedas nacionales de curso legal.

 

-         En segundo lugar, operan como sistemas de pagos de alcance internacional al transferir las CM entre participantes a nivel global.

 

-         Dado que operan en un ambiente transaccional de difícil trazabilidad, presentan retos importantes desde el punto de vista fiscal, de lavado de activos y financiación del terrorismo (LA/FT).

 

-         A medida que alcancen mayor desarrollo, podrían alterar significativamente la forma como se hace la intermediación financiera, con implicaciones desde el punto de vista monetario, cambiario y de estabilidad financiera.

 

-         Su tecnología subyacente de registro descentralizado para la compensación y liquidación de operaciones con activos virtuales (DLT, por su sigla en inglés) puede presentar importantes oportunidades para aplicaciones tanto en el sector público como en el privado.

 

Riesgos

 

Según el Banco, lo más crítico en materia de riesgos han sido los grandes desfalcos y actos fraudulentos que han ocurrido en varios de los intercambios más grandes del mundo.

 

Así mismo, resalta el documento, los participantes de los esquemas de CM enfrentan riesgos jurídicos, dado el cambiante marco regulatorio sobre este en distintas jurisdicciones. Finalmente, estas se prestan para que agentes oportunistas timen a los usuarios con negocios y servicios prometedores, y otros tipos de estafas. “Incluso, en ausencia de una actividad fraudulenta, las operaciones en las plataformas son irreversibles e irrevocables y los usuarios podrían enfrentarse a la pérdida de recursos debido a errores al realizar una operación”, enfatiza el informe.

 

Regulación colombiana

 

Las acciones regulatorias en distintos países van desde la educación financiera, pasando por comunicados que enfaticen los riesgos asociados con la tenencia y transferencia de CM (como ha sido el caso de Colombia), hasta la total prohibición del uso y tenencia de dichas monedas, como en Bolivia y Ecuador.

 

Hasta ahora, la regulación colombiana no hace mención explícita a los negocios asociados con CM. Sin embargo, se han hecho aclaraciones oficiales que señalan los límites y restricciones a la luz de la legislación vigente, esto no solo por parte del Banco sino de la propia Superfinanciera.

 

Banrepública, Documento, Oct. 11/17

 

Documento disponible para suscriptores de LEGISmóvilSolicite un demo.