John Zuluaga

LL.M y Doctorando de la Georg-August-Universität Göttingen (Alemania).

Investigador del Centro de Estudios de Derecho Penal y Procesal Penal Latinoamericano

 

La puesta en marcha del Instituto colombo alemán para la paz (ICAP, deutsch-kolumbianisches Friedensinstitut, DKFI, por su sigla en alemán) es resultado de un riguroso proceso de reflexión sobre formas de cooperación (alemana) para el acompañamiento en la superación del conflicto armado en Colombia.

 

La propuesta liderada por el comisionado alemán para el proceso de paz en Colombia, MdB Tom Koenigs, y el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, se orienta a respaldar el actual proceso de transición a la paz mediante la instalación de una estructura permanente de generación e intercambio de conocimientos sobre este tema. La concepción del ICAP se soportó en un estudio de factibilidad para la implementación de dicha estructura académica realizado por una comisión de expertos convocada por el servicio de intercambio académico alemán (DAAD, sigla en alemán).

 

La Comisión identificó múltiples ejes de acción del ICAP que tendrán un importante impacto académico, especialmente en los ámbitos de la justicia transicional y los estudios de paz. Por un lado, el ICAP promoverá “investigaciones sobre la paz, la superación del pasado, la cultura de la memoria, prevención de conflictos y la estructuración de una sociedad pacífica”. Por otro lado, “inaugura una nueva faceta de la cooperación científica en un momento caracterizado también por la reestructuración de las universidades y el fomento de la ciencia en Colombia” (véase comunicado de prensa del 7.11.2016).

 

Para asegurar los mejores rendimientos académicos e institucionales, la dirección del ICAP ha sido definida por medio de un exigente concurso, abierto por el DAAD y al que se han postulado universidades de toda Alemania. Después de un estricto proceso de selección, se otorgó la dirección del ICAP al consorcio integrado por la Universidad de Giessen, la Universidad de Göttingen, la Universidad Libre de Berlín y el Instituto para la Investigación sobre la Paz de Fráncfort.

Este consorcio directivo implementará el ICAP en tres fases. Primero, en la fase de construcción se instalará un profesor alemán para la fundación del ICAP (Gründungsprofessor). Segundo, en la fase de institucionalización (Institusionalisierungsphase) se pondrán en marcha todos los proyectos de cooperación tanto a nivel de intercambio académico, como en materia de investigación y extensión. Tercero, en la fase de consolidación (Konsolidierungsphase) se espera asegurar la vigencia, por lo menos durante cuatro años, de los proyectos comenzados en las anteriores fases. Esta implementación tendrá el respaldo permanente del DAAD y del Ministerio de Asuntos Exteriores con fondos hasta de 400.000 euros por año, lo cual se extenderá a un periodo de 10 años.

 

Este tipo de implementación demandará diferentes niveles de intervención de las universidades colombianas socias del consorcio directivo. De especial interés serán los proyectos de cooperación con las universidades ubicadas en las regiones más apartadas de Colombia y donde el conflicto armado ha tenido más impacto. La estrategia de cooperación ha definido como condición transversal a todos sus proyectos la inclusión permanente de estructuras académicas ubicadas fuera de Bogotá. Además, la determinación de los escenarios a los cuales se destinarán los recursos de cooperación se definieran por concurso. De esta manera, no solo asegura la más amplia integración de universidades colombianas, sino, también, el proceso más transparente para la canalización de la cooperación académica alemana. El ICAP será, así mismo, un catalizador muy importante del desarrollo científico colombo-alemán en las materias que serán su objeto de estudio.