Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

La salida de la Corte Constitucional de los magistrados Luis Ernesto Vargas y Gabriel Eduardo Mendoza, así como la que se aproxima de Aquiles Arrieta (remplazo temporal de Jorge Pretelt) y María Victoria Calle, hicieron que su presidente, Luis Guillermo Guerrero, se refiera a esta situación, por la demora en la conformación de las cuatro ternas para remplazar a los magistrados retirados.

 

Así, y en relación con el trabajo de revisar los proyectos de reforma constitucional y de ley que se necesitan para implementar los acuerdos de paz con las Farc, el alto dignatario fue claro al decir que “para todos es evidente que la corporación en este momento está enfrentando unas decisiones cruciales para la vida futura del país”

 

Aseguró que es indiscutible que la Corte, desde su diseño constitucional, tiene una forma de integración o composición compleja de sus togados, lo que implica distintas fuentes de postulación.

 

De ahí que enfatizara que ese procedimiento produce unos balances en la corporación que son importantes que se preserven de cara a esta nueva etapa de posconflicto que se inicia. (Lea: Las incertidumbres en la conformación de la nueva era de la Corte Constitucional)

 

Guerrero indicó que es deseable que se complete cuanto antes la composición de este alto tribunal, conforme al procedimiento constitucional y sin perjuicio de las calidades de quienes se han encargado.

 

Vale la pena recordar que  los abogados Iván Humberto Escrucería y José Antonio Cepeda, quienes se harán cargo de los despachos de Palacio y Vargas, respectivamente, empezarán labores en la próxima Sala Plena.

 

En relación con las calidades de estos nuevos magistrados, aseguró que son personas que tienen una gran trayectoria en la corporación, conocimiento de la jurisprudencia y gran capacidad jurídica; “el país puede tener confianza en estos nombramientos que dan seguridad sobre la continuidad del trabajo que se debe cumplir”. (Lea: Empieza convocatoria para remplazar a dos magistrados de la Corte Constitucional)

 

Finalmente, fue contundente y concluyente al decir que la Corte es respetuosa de los términos y de los tiempos que los órganos de postulación de los candidatos requieran, “pero sí quiero llamar la atención sobre la necesidad de que no quede la Corte con una cierta interinidad en un proceso tan importante”.

 

Con todo esto, se espera que en esta semana, tanto la Corte Suprema de Justicia y la Presidencia de la República respondan a esta declaración de  Guerrero o, al menos, den claridad sobre el proceso que se va seguir para la postulación de las ternas.