Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

La propuesta de reforma a la justicia que lidera el Ministerio de Justicia plantea la unión de cuatro aspectos primordiales, que en adelante se denominarán pilares fundamentales, según una presentación diseñada por la entidad:

 

Conformación de un nuevo órgano para la investigación y el juzgamiento de magistrados de las altas cortes

 

Hace parte de la reforma electoral que actualmente impulsa el Gobierno, busca conservar el antejuicio político, pero fortalecer la etapa de investigación, para hacerla más rigurosa y garantista. De este modo, lo que se pretende es que los magistrados puedan ser sujetos de investigación y juzgamiento por un órgano que actúe de manera célere, eficiente y eficaz. (Lea: Detalles del caso contra el exmagistrado Francisco Ricaurte)

 

Rediseño de las facultades electorales

 

Se propone centrar el ejercicio de las facultades para elegir al Fiscal General de la Nación, al Contralor General de la República y el Registrador Nacional del Estado Civil en los presidentes de la Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional, el Consejo Superior de la Judicatura y el Consejo de Estado, pero además se añade un cuarto elector, ajeno a la Rama Judicial: el Defensor del Pueblo. (Lea: Altas cortes y Gobierno lanzan propuestas para superar crisis de la justicia)

 

Al reducir el número de personas que participan en la elección, se garantiza que tardará menos tiempo, lo que evitará las situaciones interinidad. Finalmente, al incluir al Defensor del Pueblo en el proceso de elección se busca que las facultades electorales no se concentren únicamente en la Rama Judicial y concurra la participación de un organismo ajeno a las tres ramas del poder público. (Lea: Conozca a los 51 magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz)

 

Adoptar medidas efectivas de descongestión judicial

 

-         Consagración de algunos principios constitucionales que orienten el ejercicio de esta función pública y garanticen la resolución de conflictos en tiempos razonables y con criterios gerenciales.

 

-         Establecimiento de control y seguimiento efectivo a la gestión de los despachos judiciales

 

Dentro de las principales medidas está la incorporación de los siguientes principios, como orientadores del ejercicio de la administración de justicia:

 

  • Carga laboral razonable.

 

  • Infraestructura y logística suficiente.

 

  • Óptima calidad de la decisión.

 

  • Transparencia y descongestión

 

También propone la creación de una oficina de la Rama Judicial, encargada de hacer seguimiento continuo a la gestión de los despachos judiciales y de las demás que la integran.

 

Así mismo, plantea la elaboración del plan estratégico con todas las instituciones que integran el sistema de justicia, para mejorar el oportuno acceso a la administración de justicia, y de un plan de descongestión con plazo a 5 años, elaborado por el Consejo Superior de la Judicatura, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Hacienda, las altas cortes y la Fiscalía General.

 

Mejorar la formación de los profesionales del Derecho 

 

-         Establecer la obligación del Estado de fortalecer sustancialmente la formación ética y humanística.

 

-         Incorporar como objetivos adicionales del derecho a la educación,la formación en ética y cultura de la legalidad.

 

-         Establecer como una de las finalidades de la función de inspección y vigilancia una mejor formación en cultura de la legalidad, humanismo y prácticas profesionales orientadas en valores morales.

 

Durante el mes de octubre, la propuesta completa estará publicada en la página de Minjusticia para comentarios y observaciones y en diciembre se elaboraría la propuesta de reforma, según el cronograma del ministerio.

 

Minjusticia, Noticia, 10/11/17

 

Documento disponible para suscriptores de LEGISmóvilSolicite un demo.