Sala Edición 5 - Imagen Principal

 

Al demandar por inconstitucional la expresión “que acredite vínculo de consanguinidad”, del parágrafo primero del artículo 88 de la Ley 1709 del 2014, que alude a la permanencia de niños en establecimientos de reclusión, el accionante indicó que vulnera los artículos 13, 42 y 44 de la Carta Política.

 

Recordemos lo que dice dicho parágrafo: “En los eventos en los que se determine que un niño no puede permanecer en el establecimiento carcelario, o cuando este sea mayor de tres años, el juez competente podrá conceder la custodia del niño o niña al padre o familiar que acredite vínculo de consanguinidad”.

 

Dice el demandante que esto desconoce el interés superior del menor al no escucharlo, conforme lo ha establecido la Corte Constitucional, pese a ser el directamente afectado con esta determinación.

 

Del mismo modo, afirmó que el aparte separa al menor de su madre y de sus familiares, colocándolo en una condición de abandono, la cual no es voluntaria y, por el contrario, es forzada por el Estado; además, aseguró que la protección de estas personas no debe ser restringida y debe ir más allá de los vínculos consanguíneos.

 

Finalmente, pidió que se permita al menor de edad estar al cuidado de los familiares con los cuales no comparte un vínculo biológico, toda vez que la familia no la componen únicamente los consanguíneos, sino también aquellos con quienes generan vínculos de afecto y amor. (Lea: Conozca la clasificación de los derechos fundamentales de los reclusos)

 

Corte Constitucional, Demanda D-11314, Mar. 18/16

 

Documento disponible para suscriptores de LEGISmóvilSolicite un demo