El Consejo de Estado  suspendió la notificación personal que  realizaban en las instalaciones de ese tribunal las víctimas del accidente del relleno sanitario Doña Juana.

 

El pasado 2 de julio, el alto tribunal hizo la citación pública para todas las personas que tuvieran algún interés administrativo en la acción de tutela interpuesta contra el fallo que condenó al Distrito de Bogotá a pagar más de 27.000 millones de pesos.

 

La decisión se tomó debido a la gran dificultad para realizar la notificación personal, que se ordenó en una tutela, a cada uno de los interesados en una indemnización.

 

Por medio de un comunicado, el Consejo de Estado indicó que no es necesario asistir a las instalaciones del Palacio de Justicia para hacerse parte del proceso. Sin embargo, precisó que  podrán radicar los memoriales del caso para intervenir en el proceso.

 

“Explica la Sala que el Decreto 2591 de 1991 le permite al juez hacer las notificaciones a los interesados de la forma que considere más adecuada, por lo que con la publicación en medios de comunicación que se realizó el fin de semana anterior se entiende que se cumplió con dicho requisito”, precisa uno de los apartes del documento que indica que los interesados pueden radicar unos memoriales para intervenir en el proceso.

 

Igualmente, la Defensoría del Pueblo aclaró que aunque el alto tribunal citó a las partes para notificarlas, esto es de carácter voluntario y no presentarse no implica quedar por fuera o perder el reconocimiento como beneficiario de la acción de grupo.

  

Precisó, además, que el papel de la Defensoría será administrar y pagar la condena impuesta por el Consejo de Estado, una vez la sentencia quede debidamente ejecutoriada y la Alcaldía de Bogotá ponga los dineros a disposición del Ministerio Público.

 

(Consejo de Estado, Comunicado, Julio 11/2013)